Actualidad

Finanzas publicas: “Al Estado hay que saber administrarlo”

Hace unos 30 años, mediante ley se describía el ámbito de la administración a través de la Ley Orgánica de Administración Financiera y Control. Hagamos el ejercicio de administrar subsidios, que no sea fácilmente, inducido a errar por los conceptos distorsionados de las ideologías, y que sea bien encaminado por el sentido común.

Así por ejemplo, si disminuimos el 50 % de los subsidios a los combustibles, podríamos considerar que automáticamente desincentivamos el contrabando a los países vecinos, en un valor que supera el gasto del Estado en importar el combustible, con lo que se gana el valor que el gobierno ha demostrado que es incapaz de controlar y recuperar. Ese mismo valor que serviría, para que el estado cumpla con los requerimientos sociales de pensiones jubilares, salud y educación, sin tener que recurrir al endeudamiento en intereses no recomendables en una buena administración.

En paralelo, como se ha aumentado el costo de los combustibles al bajar el subsidio, la consecuencia es que el costo de la vida aumenta, y para compensar ese desbalance baja el IVA, del 12 % al 10 %. Está demostrado que en los países donde se bajan los impuestos, el resultado es una generación de resultados positivos en el comercio. Por una invocación al maestro universal para que ilumine a quien debe ser presidente del país y no de partidos ni otras asociaciones, que se dedique a administrar, la historia lo reconocerá.

Salvador Loffredo Autheman