Familiares del primer caso de coronavirus: "Nos alimentamos gracias a nuestros amigos"

  Actualidad

Familiares del primer caso de coronavirus: "Nos alimentamos gracias a nuestros amigos"

Los parientes que están actualmente en cuarentena denuncian el poco apoyo gubernamental que reciben

INCREMENTO DE PACIENT (31391038)
La paciente que vino de España sigue internada en el hospital del Guasmo, en Guayaquil.AMELIA ANDRADE / Expreso

"¿Por qué no preguntan cómo se alimenta la familia si está metida dentro de su casa? ¿O cómo sustenta sus necesidades básicas?", esos son algunos de los reclamos que realizan los familiares de la paciente de 71 años que vino de España el pasado 14 de febrero y que se convirtió en el primer caso de coronavirus en Ecuador. 

Los parientes, que contaron este 10 de marzo a EXPRESO la situación que vive la familia, señalan que solo una vez recibieron víveres de la Gobernación de Los Ríos y que los demás días han podido comer y proveerse de otros artículos gracias a la ayuda sus amigos cercanos y a los ahorros familiares que poseen. Dicen que han podido ver en redes sociales que la población están más preocupada de saber si salen o no de casa que si se encuentran bien durante el aislamiento.

coronavirus

“Tenemos miedo y no nos están escuchando”

Leer más

"Gracias a Dios somos de recursos económicos medios y tenemos amigos que nos traen los alimentos. Pero ¿qué hubiera pasado si era una familia con bajos recursos económicos y que vive de su trabajo de su trabajo diario? ¿Cómo hubieran comido y sobrevivido a esto?", reclama una de las sobrinas de la paciente 0.

La señora cuenta que han tenido que transferirle dinero a sus amigos para que ellos les compren comida. "Nos dejan las cosas en la puerta para que podamos sobrevivir en este aislamiento".

"Yo no sé si el Gobierno tiene asignado presupuesto para este tipo de cosas y si realmente tienen que proveernos de alimentos, pero tienen que pensar en esta situación", menciona la pariente.

Los familiares contaron ayer a este Diario que se sienten desesperados y que tienen miedo a que más personas de su familia se infecten, pues el Ministerio de Salud no ha separado a los casos positivos de los negativos dentro de las casas en donde están aislados. También pidieron mayor atención gubernamental.