La falta de un equipo complica cirugías en hospital del IESS

  Actualidad

La falta de un equipo complica cirugías en hospital del IESS

Desde junio de este año está fuera de uso un angiógrafo en el Teodoro Maldonado Carbo. Pacientes con dolencias cardiacas pasaron a lista de espera

ANGIÓGRAFO DEL HTMC
El angiógrafo que quedó inutilizable porque terminó su vida útil, según la administración del hospital Teodoro Maldonado Carbo.FREDDY RODRÍGUEZ

La inutilidad de un equipo médico que permite realizar intervenciones cardiacas y vasculares de alta complejidad, desde hace seis meses genera complicaciones en la atención a pacientes del hospital de especialidades Teodoro Maldonado Carbo (HTMC).

iess fachada

El IESS pagó 52,1 millones de dólares por subsidio a sus afiliados enfermos

Leer más

Afiliados que se atienden en el área de cardiología y hemodinamia de esa unidad del IESS en Guayaquil, manifestaron a EXPRESO que desde este año se encuentra fuera de uso el angiógrafo, que es una máquina necesaria para intervenciones a personas que requieren, por ejemplo, que le coloquen endoprótesis vasculares, las cuales solucionan la obstrucción de arterias coronarias.

Un angiógrafo utiliza rayos X y sistemas digitales para hacer visibles los vasos sanguíneos. Las endoprótesis -también conocidas como stent vascular- se introducen dentro de las arterias cuando estas se estrechan o se bloquean, y restablecen el flujo sanguíneo.

La queja de Carlos (nombre protegido), uno de esos pacientes, es que el hospital no suministra los stents -que son dispositivos caros y de adquisición restringida- cuando se trata de derivar pacientes a las prestadoras privadas que tienen convenios con el IESS.

La falta del angiógrafo provocó retrasos en la prestación a decenas de afiliados con complejas dolencias, que quedaron en lista de espera, según Carlos. “No me llaman para ponerme una endoprótesis. Ya me tienen registrado, me sigo sintiendo mal, pero no me llaman”, dice.

Teodoro 3

Los contratos irregulares se propagaron en el Teodoro Maldonado

Leer más

Desde noviembre pasado este Diario solicitó respuestas sobre este tema a las autoridades del IESS, sin que sea atendido el requerimiento. La nueva gerencia general del HTMC, a cargo de Andrés Ycaza, quien asumió funciones hace varias semanas, entregó información por escrito.

La administración del hospital confirma que, efectivamente, el angiógrafo se encuentra deshabilitado desde el pasado junio. El equipo ha cumplido su tiempo de vida útil y está en marcha un proceso para la compra de un nuevo equipo, menciona la entidad.

Sobre cuándo serán atendidos los pacientes que están en lista de espera, el hospital no brindó respuesta. Tampoco respondió por qué razón no se gestionó con agilidad el reemplazo de dicho equipo del área de hemodinamia.

La institución indicó que mientras el angiógrafo estuvo operativo, desde enero a junio de 2020 se prestó atención médica a cerca de 87 pacientes en hemodinamia y, adicionalmente a 183, en cirugía vascular.

coronavirus ecuador efe

La compra de medicamentos comienza a crecer en el Seguro Social

Leer más

Respecto de los procesos de derivación de enfermos a prestadores externos, el HTMC señala que se han enviado a 78 pacientes desde hospitalización y 306 de consulta externa, desde enero hasta la actualidad. “Esto evidencia que cuando es necesaria la derivación de un paciente se realiza la gestión y se busca una solución con los prestadores externos!”, refiere la unidad del IESS.

Este Diario consultó a la nueva administración si era viable entregar los stents a las prestadoras privadas que estén aptas para realizar las intervenciones quirúrgicas que requieren los afiliados que están en espera. Según la entidad, los insumos y medicamentos que adquiere el HTMC, se deben solo utilizar en los servicios clínicos y quirúrgicos que oferta esa unidad y dentro de la red pública integral de salud.

“En el caso de los pacientes derivados a prestadores privados, estos deben tener la capacidad resolutiva del caso en su totalidad, incluyendo la atención médica, quirúrgica y de insumos. El IESS cubre esos costos en su totalidad en favor del afiliado”, subrayó la administración del hospital.

El doctor Roberto Gilbert Febres Cordero, presidente de la clínica Guayaquil, que es una de las unidades privadas que presta servicios al Seguro Social, menciona que localmente son pocas las casas de salud que pueden realizar procedimientos a pacientes con enfermedades coronarias que requieren stents vasculares.

Álex Díaz

La gerencia del Teodoro Maldonado se discute en los juzgados

Leer más

Indica que uno de esos dispositivos puede llegar a costar entre 10.000 y 23.000 dólares. De allí que cuestiona la negativa del HTMC a entregar la endoprótesis al paciente que actualmente tiene que ser derivado a un prestador privado. “Prefieren no entregar esos productos, que hoy están guardados en una bodega y van a expirar o deteriorarse”, señala.

LA CIFRA

270 pacientes fueron atendidos entre enero y junio, mientras estuvo operativo el angiógrafo.

Las operaciones se represan

El problema en la prestación de salud a los afiliados por la carencia de un angiógrafo no ha sido el único en este año para el HTMC. La limitada disponibilidad de anestesia entorpeció también el programa de cirugías y solo era posible atender únicamente operaciones de emergencia, como lo hizo conocer el 8 de diciembre último. La casa de salud tuvo que derivar las cirugías a prestadores externos.

Indicó también la actual administración del HTMC que entre el 10 y el 22 de diciembre se publicaron procesos en Compras Públicas para la compra de anestésicos.