Actualidad

El fallo de los pases sera apelado por la defensa

Desproporcionada, ilegal, arbitraria, absurda, ridícula, aunque también correcta. Son algunos de los calificativos que recibió la sentencia impuesta a 15 de 16 procesados por la presunta venta ilegal de pases policiales.

Fallo. Fausto Tamayo, excomandante de la Policía, condenado a 13 años.

Desproporcionada, ilegal, arbitraria, absurda, ridícula, aunque también correcta. Son algunos de los calificativos que recibió la sentencia impuesta a 15 de 16 procesados por la presunta venta ilegal de pases policiales.

La lectura del fallo se dio el martes. Tomó casi ocho horas. Al final, hubo llanto, intercambio de acusaciones, llamados de atención y amenazas.

El excomandante de la Policía, Fausto Tamayo, y el teniente Alexis Cifuentes, quien laboró en la Presidencia de la República y el Ministerio del Interior, recibieron una condena de 13 años y tres meses.

Otros nueve procesados fueron sentenciados a nueve años y tres meses de prisión, una civil recibió cinco años, tres fueron condenados a 10 meses y a uno se ratificó su inocencia.

Los defensores buscarán echar abajo el fallo. Julio Sarango, abogado de dos procesados, irá por la ampliación y aclaración de la sentencia. Según él, la resolución es “ilegal, absurda, ridícula, arbitraria porque las pruebas fueron elaboradas por ofrecimientos y privilegios”, dijo a EXPRESO.

Para él, también hubo incompatibilidades, violaciones al debido proceso, a la seguridad jurídica y a la tutela judicial de los derechos.

Lo siguiente será la apelación. “Haremos notar las violaciones al debido proceso, de autoridad y prevaricato”, dijo.

Esta misma vía tomará Carlos Cuchala, abogado de Cifuentes, una vez que reciba la notificación. “Hemos peleado la inocencia y por esa misma vía vamos”, aseguró.

Quien sí está conforme con lo resuelto por los jueces Maritza Romero y Eduardo Ochoa es la fiscal Thania Moreno. Ella aseguró que la Fiscalía está satisfecha con la sentencia de mayoría y con el fallo de minoría que, si bien no acusa a todos, establece que hubo organización delictiva en la Policía.

En condiciones normales, los procesados por delincuencia organizada debieron recibir entre siete y 10 años de cárcel o entre cinco y siete años. Pero, según Moreno, la condena subió por el agravante de ser funcionarios públicos.

Ernesto Pazmiño, defensor público, aseguró que esta es la primera sentencia con una pena elevada que se aplica a una persona con poder.

Se debe tomar en cuenta, dijo él, que se trata de un excomandante, una de las más altas jerarquías de la institución y a la vez de un funcionario público. Cree que en este caso “trataron de demostrar que también son duros con los duros”.

Para Pazmiño, no hay proporcionalidad en la condena porque otros implicados por el mismo delito fueron sentenciados a seis meses, también como autores.

El caso

- Venta de pases

La Fiscalía investigó a una supuesta red que ofertaba pases policiales a cambio del pago de entre 900 y 1.500 dólares.

- Duración

Según las investigaciones, el supuesto ilícito se cometió entre octubre de 2014 y julio de 2015, cuando Fausto Tamayo era comandante de la Policía.