Actualidad

Ataque con drones en la Penitenciaría de Guayaquil: estos son los detalles

Quiénes habitan frente al recinto penitenciario, en la vía a Daule, y del otro lado del río, en la urbanización La Rioja, fueron despertados por los estruendos.

Centro de privación de libertad
Exteriores del Centro de Privación de Libertad Zonal 8Amelia Andrade

Los estruendos ocasionados por los estallidos de artefactos explosivos despertaron la madrugada de este lunes 13 de septiembre a quienes habitan cerca de los centros carcelarios de Guayaquil, pues en el sitio nuevamente se registraron incidentes.

El último percance se suscitó en el Centro de Privación de Libertad Zonal 8, Regional Guayas, en el kilómetro 17 de la vía a Daule. Sin embargo, no solo quienes habitan en este lugar sintieron el ruido, sino también los moradores de las urbanizaciones que están del otro lado del río Daule, en la parroquia La Aurora.

Radares- ley- revisión

“No se puede colocar un radar donde uno quiera”

Leer más

El Servicio Nacional de Atención Integral (SNAI) informó que este escenario corresponde a una guerra entre carteles internacionales de tráfico de drogas.

Una lugareña de ese sector residencial comentó que a las 03:18 se habría escuchado una fuerte explosión. Luego, a las 03:30, habría ocurrido un segundo estallido, seguido de una balacera. A las 03:32 habría llegado la tercera y más fuerte explosión.

En la publicación, realizada en Twitter, se precisa que fueron tres aparatos utilizados y que ocasionaron daños en techos. También se confirma que "el ataque estaría dirigido a los cabecillas de las bandas". 

De lo que se conoce, en la cárcel que sufrió el ataque en la madrugada, están recluidos los dos líderes principales de la organización narcocriminal Los Choneros. Ellos son José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, y Junior Alexander Roldán Paredes, apodado JR o Junior.

El director del centro penitenciario, Jorge Haz, ratificó que hubo las explosiones y que un dron habría sobrevolado el área. Además, mencionó que el lugar cuenta con inhibidores para este tipo de aparatos, pero que se hará una revisión para determinar por qué pudo circular el objeto.

El funcionario acotó que el dron (o los drones) no habrían podido bajar y que por eso también se habrían registrado los estallidos en el aire y no sobre la estructura del centro carcelario. 

Finalmente acotó que aún se hacen revisiones para establecer si algún dron y otro artefacto cayeron en los alrededores del centro penitenciario.

En los exteriores del centro carcelario se mantiene el control por parte de miembros de las Fuerzas Armadas.