Actualidad

Las estrategias politicas no deben restar credibilidad al discurso electoral

Las estrategias políticas no deben restar credibilidad al discurso electoral

H uyendo de la Crítica (1874) de Pere Borell del Caso es un referente excelente para los candidatos ecuatorianos, dado que visualiza la atención con que los votantes los observarán durante dicho proceso y recordarlo evitará que cometan errores involuntarios que no sumen pero si resten en gran manera, el número de votos necesarios para el triunfo.

En la inscripción de candidatos en Guayas por la alianza Centro Democrático-Izquierda Democrática se observó a su candidata a la Vicepresidencia utilizar la estrategia política “Yo soy desconocida”, la misma que fue similar en discurso, gestos y vestimenta –diferenciando tan solo por el color de la camiseta- a lo expresado y gesticulado por la excandidata a la Alcaldía de Guayaquil por parte del oficialismo en anterior proceso electoral.

Las estrategias políticas son universales, nadie tiene exclusividad para su uso, pero hacerlas tal fuera “fiel copia del original” resta credibilidad al discurso de oposición proclamado por el partido político, no se necesita ser ojo entrenado para distinguir los hechos pero creer que nadie los notará es subestimar al electorado y éste es quien da los votos. Persistir en réplicas de lo actuado es autodestrucción y facilitar ataques. Cosechar Papaya es actividad de los agricultores y no de políticos.

Ing. Isabel de Cordovez