El estilo charrua manda en el torneo

  Actualidad

El estilo charrua manda en el torneo

Los uruguayos Gustavo Munúa, Gustavo Díaz y Marcelo Fleitas también estuvieron en el fútbol ecuatoriano en 2017. Se fueron por resultados.

El Nacional, 54 años. Tercera temporada. Terminó sexto

Los clubes apuestan por la estabilidad en el banquillo. Nueve técnicos que estuvieron en 2017 fueron ratificados para la nueva temporada del campeonato nacional.

Y de ellos, los uruguayos son mayoría. Estarán cinco charrúas en los planteles.

La confianza en los entrenadores de ese país está sustentada en los resultados del año anterior. En los banquillos de los finalistas estuvieron celestes. Además, Barcelona volvió a meterse entre los cuatro mejores del continente tras dos décadas de frustraciones, y lo hizo con otro charrúa.

Así, el campeón, Emelec, seguirá dirigido por Alfredo Arias. Él renovó el contrato hasta finales de 2019. El presidente Nassib Neme ratificó la confianza en él inclusive antes de la levantada que terminó en el título 14.

El subcampeón, Delfín, también se quedó con el uruguayo Guillermo Sanguinetti. Su continuidad estuvo en suspenso hasta el último, pero el entrenador decidió seguir por lo que significa jugar Libertadores.

Sanguinetti hizo historia con Delfín, al llevarlo al torneo internacional y a la disputa de la corona. Nadie pudo hacerlo antes.

En Barcelona se quedará Guillermo Almada. Él dijo que ha rechazado casi una veintena de ofertas. Inclusive, tuvo conversaciones para acercarse a la selección nacional.

Su principal carta para la renovación fue la Copa Libertadores. El conjunto torero llegó hasta las semifinales. La deuda, en cambio, fue el rendimiento local, perdiendo la posibilidad de volver a Libertadores en la última fecha, y de local. Su premio consuelo es el cupo para la Sudamericana.

Liga de Quito sostendrá al cuarto uruguayo, Pablo Repetto. Él sacó al equipo de la zona del descenso y, aunque quedó lejos de las expectativas iniciales, tendrá como consuelo la participación en la Copa Sudamericana.

La directiva alba le confió el proyecto de la reivindicación. En 2017 el equipo tuvo una inversión de 14 millones. Para este año será una cifra similar.

A diferencia de los demás entrenadores, Repetto es el único uruguayo que no tuvo la oportunidad de armar el equipo el año pasado.

Eduardo Favaro, el quinto, firmó la renovación con El Nacional hace una semana. Permanecerá al menos un año. Su principal reto será la Copa Sudamericana.

La corriente de la ratificación también llegó a los tres técnicos ecuatorianos.

En Guayaquil City estará Pool Gavilánez, con la misión de pelear en la parte alta.

En Técnico Universitario irá Patricio Hurtado. Su primer objetivo será consolidar al equipo en la serie A.

Y en Macará dirigirá Paúl Vélez. Él es el que mayor presión tendrá en el inicio, porque jugará la Copa Libertadores.

El noveno ratificado es el colombiano Santiago Escobar. Él llegó a Universidad Católica en la recta final del campeonato pasado.

Son tendencia

La corriente argentina tiene fuerza

Tres argentinos dirigirán en el torneo 2018.

Aucas, que tratará de mantenerse en la serie A, contrató a Luis Soler hace dos semanas, después de conseguir el ascenso con Darío Tempesta. Ambos son gauchos.

Independiente del Valle cambió su banquillo, tratando de mejorar sus resultados, principalmente en Copa Libertadores. Gabriel Schürrer reemplazará al colombiano Alexis Mendoza.

Schürrer dejó una vacante en Deportivo Cuenca, que fue cubierta por su compatriota Aníbal Biggeri.