EE. UU., en solido crecimiento

  Actualidad

EE. UU., en solido crecimiento

Es una economía que está por cumplir su séptimo año de expansión y que hoy se prepara para nuevos cambios que impulsen su desarrollo.

Es una economía que está por cumplir su séptimo año de expansión y que hoy se prepara para nuevos cambios que impulsen su desarrollo. Ayer, EE. UU. dio a conocer sus logros en materia empleo, un argumento que sumado al próximo proceso electoral, sería suficiente para que la Reserva Federal se anime a elevar las tasas de interés.

De suceder esto, se pronostica un mayor fortalecimiento del dólar, algo que podría afectar las exportaciones de Ecuador, país que comparte su misma moneda. Mirar a EE. UU. es ver de cerca cómo le irá al principal socio comercial del país, que el año pasado compró $ 7.256 millones. Aquí sus resultados:

Más de 180.000 empleos por mes

La tasa de desempleo en EE. UU. retrocedió en octubre ante una sostenida creación de nuevos puestos de trabajo. Según el Departamento del Trabajo, esta tasa retrocedió una décima y cerró en 4,9 %. En lo que va del año, se estima que este país ha podido generar 181.000 puestos de trabajo por mes, lo suficiente para atender la demanda. Las ganancias por hora subieron $ 0,10 o un 0,4 % en octubre, tras escalar un 0,3 % en septiembre.

Menos déficit comercial

El déficit comercial de este país cayó un 9,9 % en septiembre con respecto al mes anterior y quedó en $ 36.400 millones, su menor nivel desde febrero de 2015. La caída fue mayor a lo esperado por los analistas, que pronosticaban para septiembre un déficit de alrededor de $ 39.000 millones. Las compañías exportaron más bienes de consumo, aviones y suministros industriales.

Su séptimo año de expansión económica

Estados Unidos está en su séptimo año consecutivo de expansión, esto pese a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó su pronóstico de crecimiento para este 2016 a 1,6 por ciento desde un 2,2 por ciento estimado en agosto pasado y 2,6 por ciento previsto en enero; para 2017 mantuvo estable su pronóstico en 2,5 por ciento. Se trata de la mayor declinación para una nación desarrollada y que es ocasionada por una inesperada débil inversión empresarial y escasos inventarios. A principios del año, la economía pasó por una caída temporal de crecimiento en los dos últimos trimestres, una época caracterizada por precios bajos de petróleo, un dólar fuerte y la débil demanda internacional.

Alza de tasas a la vista

Una mayor creación de plazas de empleo y el crecimiento de los salarios podrían convertirse en el argumento final para que la Reserva Federal suba las tasas de interés en su reunión de política monetaria prevista para diciembre. No obstante, esa decisión probablemente dependerá de la elección presidencial del martes. La FED decidió, el pasado miércoles, mantener intactas las tasas de interés, esperaba conocer más datos económicos y los resultados electorales, antes de aumentarlas. Las tasas están entre 0,25 % y 0,50 %. A pesar de que hay condiciones para elevarlas se espera confirmar mayores progresos en la economía.