Ecuador se estremece con la barbarie terrorista

  Actualidad

Ecuador se estremece con la barbarie terrorista

Unas imágenes, que no han sido confirmadas al 100 %, serían la evidencia del posible fallecimiento de los secuestrados.

El presidente Lenín Moreno compareció, en solitario, frente a los medios a su regreso apresurado de Lima.

El plazo se cumple este 13 de abril a las 11:00. El Gobierno de Ecuador esperará hasta esa hora una prueba de vida de Javier, Paúl y Efraín, integrantes del equipo periodístico de diario El Comercio. La tarde de ayer, unas supuestas fotografías alertaron de un posible desenlace fatal.

El anuncio lo hizo, la noche de ayer, el presidente de la República, Lenín Moreno.

Ellos fueron secuestrados en la población de Mataje, Esmeraldas, el 26 de marzo. Los gobiernos de Ecuador y Colombia atribuyeron el hecho al grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), comandado por Walter Arizala Vernaza, alias Guacho.

Moreno reconoció que había indignación, ira, repugnancia por el posible fallecimiento de los comunicadores. Y aseguró que hasta ahora, para precautelar la vida de esos tres ecuatorianos, el Gobierno ha sido tolerante al extremo e incluso se han detenido operaciones, se entiende militares y de seguridad, en la zona. Pero no más.

Doy un plazo de 12 horas a estos narcos para que nos entreguen la prueba de la existencia (...) caso contrario iremos con toda la contundencia, sin contemplaciones, a partir del día de mañana, para sancionar a estos violadores de todos los derechos humanos”.

El primer mandatario habló ante el país desde la sala protocolar del aeropuerto de Tababela, a donde llegó pasadas las 22:00 tras haber suspendido su participación en la Cumbre de las Américas en Lima. Con él, llegaron los familiares de los tres comunicadores que también habían viajado al vecino país con la intención de lograr hablar con el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos.

Esa gestión ya fue innecesaria. A media tarde el canal RCN de Colombia informó que había recibido las fotografías de los que podrían ser los cuerpos de los tres periodistas. Por intermedio de dos fundaciones de prensa, esas imágenes fueron enviadas a los dos Gobiernos para su verificación.

A las 20:15, las autoridades locales, encabezadas por los ministros de Interior y Defensa, no fueron capaces de confirmar la veracidad de las fotos. Hablaron de que las “prendas de vestir eran coincidentes” en dos casos. Dijeron que había una “alta probabilidad” de coincidencia en el tercero.

Moreno reiteró esa tesis dos horas después. Dijo que, a pesar de las altas probabilidades de coincidencia, una fotografía no da una certeza del 100 %.

El mandatario lució apesadumbrado. En los casi ocho minutos que duró su intervención, hizo dos largos silencios. Dijo que sentía como propio el dolor de los familiares del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra. Ellos optaron por no aparecer ante los medios. Únicamente Moreno aseguró que están enterados de la decisión gubernamental y que “están de acuerdo”.

El Ecuador, sin embargo, no acometerá en solitario esta operación contra los grupos narcoterroristas que operan en la frontera común con Colombia.

“Hablé con el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y le reiteré que tiene y tendrá todo mi apoyo, el de nuestras Fuerzas Armadas y del pueblo colombiano”, escribió en Twitter el mandatario de ese país, Juan Manuel Santos.

Moreno contó algunos detalles de esa conversación que se desarrolló en horas de la tarde. “Le dije que solicitábamos que haya acciones contundentes por parte de ellos”, dijo el primer mandatario ecuatoriano. “Ya basta de contemplaciones”, fue el siguiente pedido.

“No podemos dejar que ellos nos impongan sus reglas. Vamos a darles la lucha y en el escenario que ellos han escogido, en el campo que ellos han escogido y los vamos a derrotar”, aseveró Moreno.

Confirmó que habrá acciones coordinadas y contó que ha recibido también el respaldo de otros gobiernos, aunque no detalló cuáles, solo mencionó a Perú. Él insistió en su discurso de que no es una lucha solo del Ecuador, sino del mundo.

Por ahora, sin embargo, no está prevista una mayor e inmediata movilización de tropas de policías y militares hacia la frontera norte. “Hemos ordenado que no haya ninguna movilización, en virtud de que anhelamos que todavía estén con vida” los tres trabajadores de diario El Comercio.

Justificó el plazo de 12 horas para “empezar a tomar acciones”. Él todavía tenía la esperanza de que no se confirmara el posible fallecimiento de los secuestrados. No pudo, sin embargo, ofrecer ninguna garantía. “El plazo empieza a correr”, reiteró Moreno.

Detalles

Retorno

El avión presidencial aterrizó en el aeropuerto de Tababela a las 22:06. Además de la delegación oficial, a esa hora llegaron también como se había anunciado el hermano de Paúl Rivas, Ricardo; el padre de Javier Ortega, y el hijo de Efraín Segarra. Solo la canciller María Fernanda Espinosa se quedó en Lima.

Sala Vip

La sala protocolar del aeropuerto estuvo lista desde las 17:00. Los periodistas tuvieron que pasar un riguroso control de seguridad para acceder. A las 22:10, llegaron hasta el aeropuerto los ministros que habían estado reunidos en el ECU-911. Ellos se reunieron en privado con el primer mandatario.

Agenda

La vicepresidenta María Alejandra Vicuña, así como la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, suspendieron su agenda en el sur del país. “Llegando a Quito luego de suspender las actividades programadas en Azuay y Cañar, debido a la situación que vive nuestro país en estos momentos”, dijo Vicuña, a las 21:36.

El Comercio

Carlos Mantilla, directivo de diario El Comercio, cree que “el país cambia a partir de hoy”. Lo dijo tras escuchar la intervención de las autoridades en el ECU-911. El directivo del medio hizo, sin embargo, un llamado a los medios de comunicación para que “no bajemos los brazos”.

Javier Ortega

Una vida entre dos continentes

Javier Ortega es el más joven del equipo periodístico secuestrado en la frontera de Ecuador. A sus 32 años, ha pasado la mitad de la vida en Ecuador y la otra mitad al otro lado del Atlántico. Vivió su adolescencia en Valencia (España) pero regresó a Ecuador para perseguir su vocación de periodista. Las notas que tenía en aquel país no le alcanzaban para estudiar esa carrera y, pese al deseo de sus padres de que se quedara allí, se embarcó solo en una nueva aventura. Pasó de trabajar en una heladería a formarse en la Universidad Salesiana. Siendo aún estudiante, comenzó en el oficio como pasante de Últimas Noticias. Allí arrancó verdaderamente lo que ahora es su medio de vida y su labor como redactor: la cobertura de sucesos. Destaca su trabajo sobre la deportación de cubanos desde Quito o la muerte de 22 militares en un accidente de avión en la Amazonía. Su última cobertura sobre el conflicto en la frontera le ha convertido definitivamente en un símbolo del periodista comprometido que arriesga la vida por informar.

Datos

Edad

32 años.

Familia

Soltero y sin hijos.

Experiencia

Redactor de sucesos y temas judiciales durante seis años en el área de Seguridad de El Comercio.

Aficiones

Al fútbol y al Barcelona. Colecciona camisetas y banderas azulgranas.

Paúl Rivas

Pasión por la fotografía en la sangre

A Paúl Rivas le ganó la sangre a la escuela. Aunque estudió Publicidad, vio toda su vida a su padre, militar, con una cámara en la mano y no le quedó otra que dedicarse a la fotografía. Y, en paralelo, coleccionar cámaras de fotos analógicas. Su trabajo viene avalado por una larga trayectoria profesional. Lleva dedicado al fotoperiodismo desde hace 20 años. El Comercio ha sido su casa desde 1999. Sus fotografías para el diario de la capital le han valido el reconocimiento de siete premios. Entre ellos, el Eugenio Espejo que concede la Unión Nacional de Periodistas por reflejar la angustia de los familiares de personas desaparecidas. Su cámara fue testigo de las revueltas del 30 de septiembre en 2010 y de la catástrofe del terremoto del que están a punto de cumplirse dos años. El legado de imágenes que ha atesorado a lo largo de su carrera es importante, seguramente mayor ya que la colección de más de 70 cámaras que sobresalen en su dormitorio, un museo de objetivos.

SE

Datos

Edad

45 años.

Familia

Tiene novia y una hija de 22 años.

Experiencia

Fotógrafo desde hace dos décadas, aunque estudió Publicidad.

Aficiones

Colecciona cámaras fotográficas antiguas y es hincha de Liga de Quito.

Efraín Segarra

Siempre alegre y dispuesto a trabajar

Siempre alegre. Así recuerdan sus amigos y compañeros más cercanos a Efraín Segarra, el conductor de diario El Comercio que acompañó a Paúl Rivas y a Javier Ortega a realizar la cobertura periodística a Mataje, en Esmeraldas. Segarrita es su apodo por su carisma y buena predisposición para realizar las labores asignadas. Hombre de espíritu aventurero y amante de los animales, a tal punto de adoptar a dos gatos y un perro.

Por 16 años ha trabajado como conductor de El Comercio y en ese tiempo se hizo también aficionado a la fotografía. Durante 20 años manejó desde taxis hasta blindados. En ese tiempo sufrió un asalto con el taxi que manejaba por las noches, después de salir de su trabajo en un banco.

Efraín es oriundo del cantón Pasaje, en El Oro, pero vive desde su infancia en la capital y es hincha del Deportivo Quito. Su hijo menor, Christian, también labora como periodista en El Comercio y en múltiples ocasiones coincidieron en las coberturas. CBS

Datos

Edad

60 años.

Familia

Tiene dos hijos. Uno es periodista y también trabaja en El Comercio.

Experiencia

36 años como conductor profesional y 16 de ellos en diario El Comercio.

Aficiones

Amante de los animales e hincha del Deportivo Quito.

html