Ecuador busca inversiones de dos entidades chinas

  Actualidad

Ecuador busca inversiones de dos entidades chinas

Ecuador busca inversiones de dos entidades chinas

La relación se extiende. Ecuador intenta, pese a las denuncias de irregularidades, continuar su relación petrolera con China. El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, estuvo la semana pasada en Asia para lograr inversiones del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) y con la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC). Todavía no hay detalles del alcance de los acuerdos.

De concretarse, las nuevas inversiones serían parte de un amplio portafolio petrolero entre los dos países. Portafolio que, según adelantó este Diario el 19 de noviembre, suma 1.109 millones de barriles comprometidos y 14.470 millones de dólares ofrecidos como préstamo. Portafolio que, además, debe reformarse porque perjudica a los intereses ecuatorianos, según las autoridades.

Pérez dijo a EXPRESO que las preventas de crudo, por ejemplo, serán renegociadas con las dos empresas chinas a inicios del próximo año. “Ya hay reuniones pactadas con Petrochina y Unipec”, explicó.

Lo mismo pasa con Petrotailandia. La empresa estatal compró anticipadamente cerca de 339 millones de barriles de petróleo ecuatoriano. Sus precios, tasas de interés y plazos, igual que Petrochina y Unipec, afectan al Ecuador.

Carlos Pérez explicó que representantes de Petrotailandia estuvieron el lunes en Quito para definir la hoja de ruta de la renegociación. Él adelantó que se respetarán los contratos firmados pero se harán modificaciones para que el país no comprometa casi toda su producción a las preventas.

El ministro no mencionó que se mantenga la opción de recomprar la totalidad de la deuda con las asiáticas. Ese era uno de los caminos sugeridos por el exgerente general de Petroecuador, Byron Ojeda. Él dejó el cargo en noviembre.

Para analistas y expertos, no importa si se reformulan los contratos o se paga la totalidad de la deuda. Lo significativo es que los términos sean transparentes. La Contraloría General determinó, este año, que las enmiendas a los contratos, firmados en el gobierno del expresidente Rafael Correa, no tuvieron sustento escrito y disminuyeron el precio de cada barril de crudo desde 2014.

El exministro de Energía, Fernando Santos Alvite, cree que el negocio petrolero fue el arca de la corrupción en la década pasada. Un agujero que todavía no se explora del todo, dijo, y que dejaría “en nada” a las denuncias de corrupción de Odebrecht.

Los números lo confirman. Un fragmento de la preventa generó pérdidas, en menos de dos años, de 47 millones de dólares. Con Odebrecht, se habló de 33,5 millones por coimas.

Los contratos y su alcance

Los nueve contratos, con ventas anticipadas y crudo de por medio, tienen una cláusula de honestidad que asegura que los firmantes no han incurrido en prácticas corruptas. Ocho de esos contratos están vigentes.

Autoridades procesadas

Los contratos de preventa fueron firmados por los exgerentes generales de Petroecuador: Marco Calvopiña, sentenciado por corrupción, y Pedro Merizalde. Nielsen Arias, exgerente de comercio, firmó las enmiendas.

La solución de conflictos

Si las renegociaciones confirmadas por el ministro de Hidrocarburos no dan resultado, el Gobierno puede acudir a cortes de arbitraje en Inglaterra y Singapur para poner fin a los contratos con las empresas petroleras asiáticas.

Petróleo hasta abril de 2024

Ecuador comprometió crudo a China desde el 24 de junio de 2011. Desde ese día, el gobierno del expresidente Rafael Correa entregó petróleo constantemente al gigante asiático. El último embarque será el 1 de abril de 2024 a Petrochina.