Uniformes, otra vez en vitrinas pero con tímida alza en costos

  Economía

Uniformes, otra vez en vitrinas pero con tímida alza en costos

Las tiendas venderán la mercadería guardada por 2 años, el tiempo que duraron las clases virtuales. Hay faldas de $ 8 a $ 12 y pantalones, de $ 10 a $ 12

UNIFORMES
Comercio. Mónica Armijos prueba el uniforme a su hija en Confecciones Don Lucho para el retorno a clases.Archivo / Expreso

Hasta los precios de los uniformes para escuelas y colegios apoyan un regreso a clases amigable. Los atuendos, que se confeccionaron para el año lectivo 2020, vuelven a exhibirse en vitrinas, después de la modalidad de clases virtuales impuesta en plena pandemia. A diferencia de otros años, el retorno a las aulas de forma presencial, prevista en mayo próximo, se da con un alza de precios moderada.

Clases

Más de 1,8 millones de alumnos regresan a completa presencialidad en Ecuador

Leer más

Dado que es una mercadería de hace dos años, los valores han subido levemente: en unos casos 0,50 dólares, aunque hay tiendas que aseguran no haber incrementado nada, pues en el actual contexto, su objetivo es evacuar el stock que tienen y recuperar la inversión del 2020.

El costo de los uniformes está cómodo al bolsillo, aquí subimos 0,50 dólares.

Laura Miranda
dueña de Confecciones Don Lucho

Eso es el panorama que EXPRESO halló, tras un recorrido por los principales almacenes especializados en ofrecer este tipo de prendas de vestir. Falta más de un mes para el regreso a las clases presenciales, pero eso ya está obligando a los padres a volcarse a las calles para cotizar y comprar uniformes. “Mi niña en dos años ha crecido y ya no le quedan las faldas y blusas que utilizó en diciembre de 2019”, dijo a este Diario Mónica Armijos, madre de familia. Los precios que halló fueron cómodos. Por un juego del traje de parada para una academia pagó 40 dólares. “A diferencia de otras épocas, el incremento es muy leve, de centavos y eso ayuda a nuestros bolsillos, porque el dinero no es lo que sobra”, señaló.

El retorno a clases implica también que muchos locales de confección de prendas se reactiven y con ello, las plazas de trabajo. Laura Miranda, dueña de Confecciones Don Lucho, con 58 años de operaciones en el mercado, cuenta que la situación hace dos años no fue fácil. Por la falta de ventas tuvieron que prescindir de un 75 % de colaboradores. “Recién he llamado a tres de los anteriores empleados y, dependiendo de cómo se muestre la reactivación, iré llamando al resto. Nada está escrito con esta pandemia”, dijo.

Cada tienda tiene su propia historia, pero comparten el ánimo de recuperación luego de que sus ventas, en esta época, hayan subido un 10 % en promedio. En la Distribuidora María Padilla, ubicada en el centro comercial Sánchez, se explicó que un incremento de precios difícilmente le ayudará a recuperar lo que se invirtió en el 2020. Su dueña, María Padilla, dice que fueron $ 50.000, como parte de un préstamo bancario, recursos que espera seguir pagando con la reactivación de sus ventas. Aunque sabe que igual tendrá un porcentaje de pérdidas, hay prendas que se han dañado por el tiempo que estuvieron guardadas.

Espol clases hibridas

La Espol implementa modalidad híbrida para clases de nivelación

Leer más

Vicente Tigua, dueño de Novedades Lady, señaló que en su local también es una estrategia mantener los precios. Al igual que Padilla, dice estar revisando el stock, para ver las ganancias que pueda obtener. “Tengo camisas blancas que se han dañado, aún no sé qué cantidad, estamos revisando”.

  • EL DETALLE DE LOS PRECIOS

LAS CAMISAS. En los almacenes del centro de Guayaquil, el costo de las camisas es de 7 dólares y más. Los pantalones cuestan entre 10 y 12 dólares. Las faldas, en cambio, van desde 8 a 12 dólares. La variedad en los precios depende de la talla y la calidad de la tela. Las paradas para las academias    promedian los 40 dólares.

CORTE DE TELA. Para quienes prefieran mandar a confeccionar el uniforme, el valor del metro de tela para faldas está a más de 5 dólares; para pantalones, desde 4 dólares, y para blusa o camisas bordean los 4 dólares. El valor de la costura está entre 15 y 20 dólares, en los sastres o costureras de los barrios.

LOS ZAPATOS. En el área de zapatos escolares también hay movimiento comercial y optimismo por la reactivación de las ventas. Aquí también se ha decidido no subir los precios. Los calzados de las tallas entre 34 y 40 se los vende desde 24 dólares. En este sector las ventas ya subieron un 20 %, según dueños consultados