Quito acelera sus planes para reactivar el turismo

  Economía

Quito acelera sus planes para reactivar el turismo

El cierre de hoteles y restaurantes ha llevado al cabildo a modificar sus iniciativas Los visitantes nacionales son el objetivo para la reactivación.

Recorrido-Quito-reactivacion
'Nos vemos en el centro' es el nombre de los recorridos que realiza el municipio con el fin de reactivar el turismo en el centro histórico.Cortesía

Ya son seis los grandes hoteles que han cerrado sus puertas en la capital. El más reciente de ellos, el Marriott, cesó sus actividades tras 21 años de atención al público y se sumó al Best Western Plaza, Barnard, Citimed, Akros y Plaza Grande. 

La noticia tomó a la ciudad por sorpresa, mas no al gremio turístico, que indica que el cierre es la manifestación de la afectación que empezó con la emergencia sanitaria, la cual ha provocado pérdidas de $ 1.600 millones al sector a nivel nacional y la liquidación de cerca de 40.000 trabajadores.

“La reactivación del turismo es un discurso bonito, que no ha dado frutos porque no hay medidas reales para paliar las enormes pérdidas que hemos sufrido”, manifestó Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha.

Él agrega que, de los 25.000 establecimientos turísticos que hay a nivel nacional, 5.000 de ellos se encuentran en la capital. “Quito es la puerta del turismo nacional y es la ciudad más afectada. Se necesitan medidas urgentes, consolidadas, para que los negocios no continúen quebrando o cerrando temporalmente”, subrayó.

Y si bien los pedidos del gremio (la libre movilidad y la suspensión de impuestos) no han sido aplicados, el cabildo capitalino ha tomado ciertas medidas en esa dirección.

Turismo rural_Estudio de comportamiento_Desierto de Palmira

El turista ahora viaja por menos días y busca destinos de excursión

Leer más

Las más recientes las anunció el alcalde Jorge Yunda. Son siete: La reducción del 80 % por el alquiler del espacio público en el centro histórico, la reducción del 50 % en el pago de la patente municipal para los negocios turísticos, el aumento del 30 % del aforo para eventos como convenciones, bodas y bautizos, la eliminación de las restricciones de movilidad para los autos de alquiler, la autorización de la operación para los bares que realicen el giro de negocio para convertirse en restaurantes y la elaboración de programas y actividades turísticas para incentivar el arribo de visitantes.

¿Cuánto podría generar esto para la ciudad? La cifra es incierta, como lo explica Patricio Velásquez, gerente técnico de Quito Turismo.

$ 1.600 millonesha perdido la industria
turística desde el inicio de la emergencia sanitaria.

“Tenemos claro que la reactivación empezará por el mercado interno y luego el regional. Lo último que se activará será el turismo internacional, y sabemos que, según las cifras de la Organización Mundial de Turismo, regresar a los niveles prepandemia podría tomar entre tres y cinco años. Por eso mismo, nuestro énfasis hasta el primer trimestre del próximo año está en el mercado interno, en los quiteños”, explicó.

En todo caso, los ingresos serán bastante menores a los $ 24’426.598 que reportó la entidad el último trimestre del año pasado.

REUNION MUNICIPIO

Sector turístico de Guayaquil exige que se amplíe el aforo para eventos al 30%

Leer más

Por ahora, Quito Turismo se concentra en la reactivación de la ciudad. Dentro de la urbe se han potenciado los recorridos por el centro histórico, zona en la que la emergencia sanitaria provocó el cierre del 36 % de sus locales. Así mismo, se han activado planes para sectores como La Mariscal y Cumbayá.

Las visitas a las zonas rurales, añade Velásquez, también son una tendencia en alza, por lo que la entidad se encuentra trabajando en campañas para que los ciudadanos conozcan poblados cercanos como Nanegalito, Guale, Guayllabamba y Machachi.

Un plan que deja al gremio insatisfecho

La eliminación de las tasas de pernoctación y de habilitación fue un paso positivo, reconoce el gremio, así como la activación de conferencias y ferias, y el aumento del aforo en los locales. Pero estas medidas, explica Holbach Muñeton, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo, son insuficientes para paliar los daños.

“Se han perdido 37.500 empleos y se necesitan otras medidas, como otro aumento del aforo, un horario de atención extenso y créditos”, estableció.