Los problemas del agro dejan un saldo negativo en lo laboral

  Economía

Los problemas del agro dejan un saldo negativo en lo laboral

La tasa de desempleo sigue una senda de recuperación. En octubre, según el INEC, llegó al 4,6 % versus el 5,8 % del año pasado. Pero es una mejora que sigue sin calar en el sector rural 

agricultores
Con racimos y neumáticos agricultores de los Ríos bloquearon las vías en octubre pasado, la quinta paralización del año.TATIANA ORTIZ/ expreso

Las constantes protestas de los agricultores, por el alto costo de insumos y los bajos precios que reciben por sus productos, tienen otra arista de    expresión: una dinámica productiva que pierde fuerzas y con ello un mayor nivel de desempleo en el campo.

empleo formal

El empleo formal retrocede en octubre

Leer más

El sector rural se muestra como el área disonante en las cifras del mercado laboral, que en octubre pasado siguió reflejando destellos de mejoras. Según el Instituto Nacional de    Estadística y Censos (INEC), en el décimo mes del año, la tasa nacional de desempleo alcanzó    el 4,6 %, por debajo del 5,8 % que registró igual mes del año pasado. Esa mejora tuvo su motor en la mayor contratación que hubo en zonas urbanas, pues en las ciudades, en un año, esa tasa llegó a caer de 7,6 % a 5,7 %. No así el sector rural, que se estancó en su mala racha con un    2,3 %, igual cifra que el 2020 (año de plena pandemia), pero más alta si se la compara con septiembre del 2021 (1,7 %).    Ya en números    reales, esto último significa que en un mes 16.159 personas más quedaron sin trabajo.

Pero las cifras del INEC son vistas desde el agro como irreales, no porque sean contrarias a lo que sucede en el campo, sino porque, para Richard Intriago, dirigente del Movimiento Nacional Campesino, no reflejan la total magnitud del problema. Él cree que la situación podría ser mayor si se toma en cuenta que , por la reciente, crisis, "hay muchos agricultores que no están sembrando o están sembrando menos que antes por miedo a quebrar. Hablo de alguien que produce maíz    y que usualmente tiene que contratar a la gente que siembra, que fertiliza y cosecha”. Esta, dice Intriago, es una consecuencia de la baja rentabilidad que se registra en el agro, la misma que se ha venido agravando con la pandemia.      Los costos de producción han incrementado, tras el encarecimiento de los insumos (hasta un 50 % más altos que hace un año) y la baja paga por sus productos.

Somos una economía que no crece, porque se enfoca en el cobro de más impuestos

Patricio Alarcón, expresidente de la Cámara de Comercio de Quito

La senda de recuperación del mercado laboral también tuvo un revés en la tasa de empleo adecuado de octubre. Según el INEC, el trabajo formal (cuando la persona percibe ingresos laborales iguales o superiores al salario mínimo y trabaja igual o más de 40 horas a la semana) fue de 32,0 %, versus el 33,5 % que se registró en septiembre.

café

Agricultores rechazan ser incluidos en posible contribución al patrimonio

Leer más

Ese descenso, en números reales, significó que en un mes, la cantidad de ese tipo de trabajos cayera de 2’843.732 a 2’684.258; es decir, 159.474 plazas adecuadas menos; de este último total, 92.884 se dieron en el sector rural.

Para Patricio Alarcón, expresidente de la Cámara de Comercio de Quito, estos resultados se atribuyen a la falta de inversión en el sector privado que, con mayor dificultad, llega al campo. Esto porque el país, aun con un nuevo Gobierno no ha logrado dar un giro en su forma de reactivación económica.    El país sigue siendo un escenario adverso para hacer negocios que generen nuevas plazas de trabajo, y una muestra de eso son las nuevas reformas tributarias que buscan gravar más al sector corporativo. “Hay la estimación de que la economía después de la pandemia va a crecer apenas un 3 %, pero si la tasa de natalidad se expande un 2 %, entonces vemos que no hay un esfuerzo real”.

  • OTROS DATOS

EMPLEO FORMAL. La tasa de empleo adecuado de octubre fue de 32,0 %, superior al 28,2 % de igual mes del año pasado. No obstante, esta tasa sufre un revés si se la compara con septiembre de este año (33,5 %). En un mes se perdieron 159.474 trabajos.

SUBEMPLEO. La tasa de subempleo (de personas con empleo que, durante la semana de referencia, percibieron ingresos inferiores al salario mínimo y/o trabajaron menos de la jornada legal) llegó a 23,9 % en octubre, por debajo del 25,9 % del 2020.

POR INGRESOS. En octubre de 2021, el ingreso laboral promedio de un hombre con empleo fue de    $ 308,4,mientras que para una mujer con empleo fue de $ 240,2. Ellos registraron 37 horas promedio de trabajo a la semana; ellas, 30 horas.