Los ingresos previstos en la proforma 2023 por el Pacífico ahora son una incógnita

  Economía

Los ingresos previstos en la proforma 2023 por el Pacífico ahora son una incógnita

El Gobierno contemplaba unos $ 200 millones producto de las utilidades de la transacción para el año entrante

c8d13d31-a5f6-43a2-8bfb-686ddfa04677
Virgilio Saquicela, presidente de la Asamblea, y Pablo Arosemena, ministro de Economía y Finanzas, este 31 de octubre de 2022, durante la entrega de la proforma 2023.René Fraga.

El fisco espera dinero producto de la venta del Banco del Pacífico. Así se establece en la proforma 2023, que actualmente está en manos de la Asamblea Nacional. Sin embargo, tras el anuncio de la venta fallida, este 10 de noviembre de 2022, ahora es una incógnita cómo será cubierto ese flujo de dinero previsto.

Banco del Pacífico

La venta del Banco del Pacífico se cae por falta de interesados

Leer más

En los Justificativos de la Proforma 2022, se señala que la Corporación Financiera Nacional (CFN) posee el 100 % de las acciones del Banco del Pacífico, mismas que en el Estado de Situación, reflejan un valor total de $ 857,78 millones, dentro de su planificación de negocios en el 2023, proyecta una utilidad por la venta de las acciones del Banco del Pacífico S.A. de aproximadamente $ 200 millones, lo cual forma parte del dinero previsto por la monetización de activos.

“Es parte de la proforma, es parte de la estrategia. Este será el Gobierno que logre cumplir esa misión de vender el Banco del Pacífico. Eso es una parte. Una parte de eso entraría como utilidades, como ganancias”, aseguró el ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemena, cuando entregó la proforma 2023 a la Asamblea, el 31 de octubre pasado.

En total, el Gobierno espera obtener ingresos de $ 1.039 millones por la venta de activos estatales.

La monetización de activos ha sido una de las tareas pendientes de los Gobiernos en los últimos años, la cual ha tenido poco éxito. Proyectos como hidroeléctricas no han podido ser concesionados.

Finanzas necesita ingresos para financiar el presupuesto del año que viene, que será deficitario. Esto quiere decir que los gastos superarán a los ingresos que se reciben. La cartera de Estado prevé que los gastos sobrepasarán a los ingresos en $ 2.630 millones en 2023.

La proforma del próximo año establece que el país deberá cubrir $ 7.577 millones de necesidades de financiamiento, de los cuales $ 3.732 millones vendrían del mercado externo y  $ 3.844 millones con deuda en el mercado interno.