Ingreso sin aranceles, un salvavidas para florícolas

  Economía

Ingreso sin aranceles, un salvavidas para florícolas

El sector calcula que la medida, aplicada a las rosas ecuatorianas, le ahorrará $ 24 millones anuales.

Florez-Cultivo-Ecuador
Desde mañana, las rosas pagarán un arancel del 0% para ingresar a EE. UU. Previamente era del 6,8 %.Archivo

“Llevamos siete años esperando este momento”, señaló Alejandro Martínez, titular de Expoflores, al conocer que las rosas ecuatorianas ingresarán a Estados Unidos con cero arancel desde mañana.

“La negociación del ingreso de las rosas al Sistema Generalizado de Preferencias de Estados Unidos ha sido un éxito, y es una enorme satisfacción que se haya aprobado”, indicó.

Este indicó que para los exportadores esto representará un ahorro anual de $ 24 millones, además de la posibilidad de incrementar su aceptación en el mercado norteamericano. Previamente, el producto ecuatoriano cancelaba 6,8 % en aranceles para ingresar a ese país.

Con él concordó el exportador Andrés Carrión, propietario de Florec Fincas, quien indicó que esperan, tras el acuerdo, incrementar su índice de exportación en al menos un 30 % el próximo año.

“Hay mucho optimismo sobre lo que esto puede significar para el crecimiento de las florícolas en el Ecuador. Creemos que, sin aranceles, será posible que lleguemos a más ciudades y tiendas en Estados Unidos”.

Al mercado norteamericano se exporta el 45 % de las rosas ecuatorianas, lo que el año pasado representó 68.700 toneladas en exportación e ingresos por $ 396 millones. La pandemia afectó gravemente las ventas, frenando un 60 % los envíos programados y ocasionando pérdidas por $ 130 millones.

Pero pese a que el arancel cero representará un beneficio para el país, Martínez recalca que los efectos no se verán de manera inmediata, sino a mediano y largo plazo.

“Creemos que veremos beneficios en el segundo trimestre del próximo año, pues el cierre de aeropuertos producto de los rebrotes ha ocasionado una baja en las ventas nuevamente”, explico.

Agregó que el sector florícola continúa trabajando a menos de un 70 % de su capacidad y que desde hace seis semanas se enfrentan a una nueva complicación: la dificultad para cumplir con la demanda.

“La reducción en la frecuencia de los vuelos de pasajeros y de carga y los cierres de aeropuertos (en Europa) limitan nuestra capacidad de hacer envíos, por lo que no hemos podido cumplir con una demanda que existe y que ha sido producto de la reactivación parcial”.

Aun así, Martínez es optimista, pues considera que, pese a la afectación vista este año, las ventas se podrán recuperar en 2021. “Este mes hemos firmado varios contratos, y esperamos que esto continúe, sobre todo en Estados Unidos”, manifestó.