La crisis logística global presiona a la baja la producción local

  Economía

La crisis logística global presiona a la baja la producción local

La dificultad de importar afecta la provisión de plástico, papel, químicos y otras materias primas. El sector pide medidas de alivio, ante los altos costos del flete

Molerpa
Molerpa. Esta industria ha debido esperar hasta seis semanas para recibir la materia prima que emplea en la fabricación de productos veterinarios.  Amelia andrade / expreso

Ya no solo debe enfrentar el alto precio de los fletes. La industria ecuatoriana, a puertas de la temporada más alta de ventas, ha empezado a sentir dificultades para abastecerse de la materia prima que requiere para producir más. La fuerte competencia global que se ha generado por la búsqueda de contenedores y espacios en navieras, causa retrasos en el arribo de ciertos insumos como cartón, plásticos y químicos, y advierte del encarecimiento de productos, lo que podría agravarse desde el próximo año. 

JUGUETON (7066734)

La crisis naviera global deja al comercio navideño a la deriva

Leer más

“Nosotros en este mismo momento tenemos 6.000 toneladas de papel en un puerto de Estados Unidos que, desde hace un mes, no logramos traer porque no hay barcos ni espacio disponible”, contaba ayer a EXPRESO Andrés Jiménez, gerente comercial de Papelera Nacional S. A., para explicar el nivel de dificultad que atraviesa la industria cartonera en general. Solo hasta agosto de este año, detalla, este sector ha dejado de adquirir 93.000 toneladas (un 25 % menos que el año pasado). Y lo que ha podido recibir, ha debido comprarlo a costos elevados. En un año la tonelada pasó de $ 500 a $ 1.100.

La industria observa atónita este fenómeno comercial que se inició en octubre de 2020 y se agravó este año, con la inusitada reactivación comercial de las economías más grandes, las cuales en mayor medida acaparan la disponibilidad de contenedores, creando una congestión en el embarque y desembarque de mercadería. Especialmente en países asiáticos como China.

De allá proviene el 20 % de las importaciones que realiza el país, precisa Francisco Jarrín, presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil (CIG), quien precisa que el encarecimiento de los insumos se da, en gran medida, por el costo de los fletes, que en promedio hasta junio llegaron a costar $ 11.000, versus los $ 2.000 del año pasado. Pero aclara que no es el único costo que la industria hoy debe soportar. A eso hay que añadir el valor de aranceles que, a raíz de este problema, también se ha incrementado, pues su cálculo toma en cuenta el costo del transporte.

“Por eso hemos hecho una propuesta al Ministerio de la Producción, algo de eso ya se recoge en el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades que se tramita en la Asamblea, y esto es que se saque del cálculo del pago de aranceles al flete”.

Todo esto, reconoce, merma el interés de las empresas por elevar sus niveles de producción. “Esto, en efecto, está generando que ciertos productos, en algunos casos, ya no sea rentable traerlos y que otros se estén quedando en puerto. Tenemos afiliados con cargas que se toman de dos a tres meses en llegar... y eso obviamente está generando también escasez en el mercado”.

Eso ya se nota en los inventarios de juguetes que se prevé vender para esta Navidad. Los volúmenes de importación (en productos terminados y materias primas) no son los mismos de otros años, tampoco la oferta que tendrá la industria local. Pica, una de las más grandes del sector, debió bajar hasta en un 15 % su producción.

Pero en el sector plastiquero no son los únicos afectados. Están también las fábricas que producen fundas para banano. “En nuestro caso, hasta agosto, el kilo del polietileno llegó a costar $ 1,74, eso es un 93 % más que en 2020. Un costo que no hemos podido traspasar al usuario final y que hemos tenido que asumir nosotros, por la situación actual del mercado”, explica Alfredo Hoyos, gerente general de Porconecu S. A., quien habla del problema de iliquidez en el que las empresas están cayendo. Un retraso de la mercadería resta el margen de tiempo que tienen para pagar esas facturas. 

La preocupación de la industria se incrementa tras conocer la advertencia del sector naviero, que alega que este problema podría extenderse al próximo año. Siendo así, dice Jiménez, habría que ver cómo se atenderá la demanda, que tiende a subir en noviembre y diciembre con la temporada alta de productos de exportación como mango, banano, flores. 

Ecuador. Las empresas recortaron la plantilla de trabajadores.

El anclaje de las navieras

Leer más

Una realidad inevitable es subir los precios, reconoce Mariuxi Morante, gerente Administrativa de Molerpa, una empresa que ya ha empezado a tener inconvenientes en la importación de antiinflamatorios, antibióticos y vitaminas que destina al mercado veterinario. “Nuestra intención era subir en octubre, pero no lo haremos sino hasta fines de año, en el que prevemos un alza de hasta un 25 %”, adelantó.

Ante este escenario, el incremento podría ser mayor si no fuera por los cambios que han tenido que aplicar para paliar el desabastecimiento: hacer pedidos con mayor anticipación, buscar proveedores más cercanos (Colombia o Perú) u optar contenedores más pequeños.

  • LA CAN ANALIZA UNA SOLUCIÓN

Ecuador prevé aliviar sus costos haciendo reformas en el cálculo del pago de aranceles, que toma como referencia, entre otros ítems, el valor de los fletes. La idea es excluir este último costo. No obstante, una decisión como esta debe ser autorizada por la Comunidad Andina de Naciones (CAN), de la que el país es miembro. El organismo analiza esta y otras propuestas.