Economía

El coronavirus empieza a dejar pérdidas a los pequeños camaroneros

La emergencia sanitaria de China golpea las ventas. No obstante, tras el fin del feriado, la expectativa es que la demanda vuelva a reactivarse

Pequeño camaronero
El sector cerró el 2019 con ingresos exitosos, pero este nuevo inicio de año debe enfrentar precios bajos.Archivo EXPRESO

Por estos días, los camaroneros aseguran estar trabajando a pérdida. Los bajos precios que reciben, dicen, no les está permitiendo siquiera cubrir la inversión. La causa proviene de China, el mayor comprador del camarón ecuatoriano que, en un contexto de emergencia sanitaria en días de feriado por el Año Nuevo, ha bajado sus pedidos.

El pequeño camaronero de El Oro tiene claras las causas, lo que nunca imaginó es que en tan poco tiempo, el efecto haya llegado a sus predios. “Estamos recibiendo precios sumamente bajos que al menos acá no se los ha visto en años, incluyendo la época de la mancha blanca”, dice Armangel Aguilar, productor de Machala, dueño de 30 hectáreas, quien asegura que por estos días en su sector se cancela $ 1,60 por cada libra de camarón de 21 gramos promedio, por debajo de los $ 2,00 que llegaban a recibir a finales de noviembre pasado. Un valor que, dice, no les está permitiendo cubrir el costo de producción que, por libra, está entre los $ 1,65 y $ 1,70. “Es una baja que nos afecta considerablemente porque lamentablemente los insumos no bajan de precio. El balanceado, los aditivos, al contrario, tienden a subir”.

Una realidad parecida la viven productores de Pedernales (Manabí). Allá, dice el productor Christian Fontaine, por la libra de camarón mediano (solo cola) antes recibían $ 2,00, pero hoy el pago es $ 0,45 menos. Mientras que por el grande, el precio descendió de $ 2,05 a $ 1,75.

Se está tratando de ver cómo se coloca más camarón en EE.UU., pero es difícil competir con India.

Christian Fontaine, productor manabita.

En el campo, los productores están conscientes que este escenario no cambiará mientras China no se recupere del coronavirus que mantiene restringida su movilización y su consumo. Saben de lo importante que es este mercado en sus compras. El año pasado fue capaz de absorber el 55 % de la producción de camarón local, tras la adquisición de 767,3 millones de libras. En la lista le siguió Estados Unidos (172,8 millones) a donde, se dice, por esta situación se está intentando colocar mayor volumen.

grafico camaron
Los mercados que más consumen el camarón ecuatoriano.CNA

Con tal dependencia, la reacción que se observa hoy en el mercado era la esperada, sostiene José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA). “La extensión del feriado chino (por el Año Nuevo), produjo la demora de nuevos pedidos, esto porque además existirían ciertos stocks del producto que no se lograron consumir por las restricciones en la movilización de la ciudadanía, recomendada para evitar una mayor propagación de la enfermedad”.

Ahora que el Gobierno ha decretado el final de ese asueto, dice, la expectativa es que parte de la dinámica del consumo vuelva a ese mercado. “A partir de hoy (ayer) se terminó y por lo tanto lo que esperamos es ver la reactivación de la actividad comercial, sobre todo de los restaurantes, uno de los puntos de venta más importantes del camarón ecuatoriano y con ello la reposición de ciertos stocks que empiecen a consumirse”. El proceso, admite, podría no ser rápido porque la emergencia sanitaria persiste, pero lo que se espera al menos es un mejor panorama. No obstante, mientras eso ocurre, productores piden a las autoridades controlar la especulación de precios que este problema comercial podría estar generando.

DATOS DE ESTE SECTOR

  • Ventas. El camarón se ha convertido en el primer producto de exportación no petrolero. El año pasado generó $ 3.652 millones, de los cuales $ 1.986 millones provinieron del mercado chino.

  • Productores. Los bajos precios los sufren los pequeños productores que deben realizar mayor inversión para sacar su producción. A nivel nacional existen 3.800 unidades productivas, el 70 % son consideradas pequeñas.

  • Cadena de Valor. Una desestabilización de este mercado afectaría también a 200 laboratorios de larvas; a una veintena de procesadoras primarias; a más de 50 locales de insumos y a unas 16 procesadoras de alimentos balanceados.