Comercio: al décimo reducido se le puede agregar un bono

  Economía

Comercio: al décimo reducido se le puede agregar un bono

El pago adicional debe ser por una sola vez, voluntario de parte del empresario, sugirió la CCG.  Este año, 2.400 empresas se acogieron a Ley Humanitaria

haciendo cuentas
Una foto referencial de como los trabajadores están contando su dinero para ver para qué le alcanza al haber recibido un décimo recortado.Amelia Andrade

Por segundo año, un grupo de trabajadores del país van a recibir el decimotercero reducido, porque este pago está ligado al salario que se recibió cada mes y este año todavía hay quienes laboraron menos horas y por ende ganaron menos.

EMPRESARIOS Y TRABAJAD (7386954)

El alza del salario básico para el 2022 se oficializará vía acuerdo ministerial

Leer más

Esta medida empezó en mayo de 2020 cuando la Asamblea Nacional aprobó la Ley Humanitaria, que en sus artículos permite que el empleador reduzca la jornada hasta un máximo del 50 % r, debido a eventos de fuerza mayor o caso fortuito, debidamente justificados. Esto se podía hacer por un año, con la opción de renovar por un año más, tal como contó Diario EXPRESO cuando entró en vigencia la ley.

Frente a este hecho, y para que el colaborador tenga más dinero para sus compras personales, Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, dijo a este Diario que la sugerencia es que los negocios que puedan den un bono, por única vez, para que el trabajador reciba el mismo décimo que cobraba antes de la pandemia de COVID-19.

“Es nuestra sugerencia y algunos empresarios que están en capacidad de realizarlo, lo están haciendo. Aquí los empresarios hemos hecho todo lo posible por resguardar a nuestros colaboradores. Ecuador es uno de los países donde menos personas han sido despedidas por la crisis de la pandemia”, dijo Díaz-Granados.

Pero desde la visión de los trabajadores, son ellos los que están asumiendo y sintiendo más la crisis por el coronavirus, más aún con un décimo que está recortado. “Desde 2020 mi salario se redujo a la mitad, antes ganaba 800 dólares y obvio que el año pasado recibí un décimo reducido y este año todavía no me pagan el sueldo que tenía antes de la pandemia. Por lo tanto, mi decimotercera remuneración igual será menor”, manifestó Gabriel Macías, técnico.

Agregó que para mantener a su esposa, hijos y padres envejecidos tuvo que usar sus ahorros. “Pero ya se me acabó el dinero que tenía en el banco y lo que he hecho es aceptar hacer cachuelos. Adicional a esto he vendido diversos artículos para tratar de alcanzar a tener el dinero que necesito para pagar servicios básicos, comida y medicinas. Pese a esto, no me alcanza y tuve que eliminar la televisión por cable, el Netflix y los planes de los celulares. Espero que en enero ya tenga mi salario normal”, resaltó Macías.

PagoLos empleadores deben cancelar el decimotercer sueldo a sus colaboradores hasta el 24 de diciembre, según indicó el Ministerio de Trabajo.

EXPRESO hizo un breve sondeo en Guayaquil y encontró que, en su mayoría, las personas con el horario reducido de trabajo optaron por las ventas informales. “Salí a vender sábanas para tener algo más de dinero. Uno tiene medidos los gastos de cada mes y los de diciembre, que se hacen con el décimo, que para mí está más que recortado porque de ganar un poco más del salario básico me pagaron 250 dólares, entonces es lo mismo del decimotercer sueldo”, indicó Roberto García, obrero.

En el sondeo también hay casos de personas que usaron al máximo sus tarjetas de crédito. En Quito un 50 % de los consultados indicaron que tenían dificultades para cubrir sus gastos. Un 34 % recurrió a préstamos a conocidos, amigos o familiares; 23 %, a una entidad financiera; y 17 %, a usar la tarjeta de crédito, detalló Andrés Rodríguez, gerente de Oikonomics, consultora económica que publicó el pasado noviembre el Boletín de Economía Industrial OikoData.

Lo que da evidencia de que un grupo de los trabajadores terminaron el 2021 endeudados. El escenario es complejo, pese a que este año menos empresas bajaron el horario de trabajo y los salarios. Según las cifras del Ministerio de Trabajo, desde el 22 de julio de 2020 hasta el 7 de diciembre de este año ascienden a un total de 4.138 las empresas que se acogieron a la Ley Humanitaria.

De este número, 1.679 han retomado su labor normal, por lo tanto solo 2.459 se mantienen bajo la medida de reducción de la jornada laboral. Los tres sectores que más se acogieron a esta ley fueron: enseñanza, industrias manufactureras y comercio.

UNA EMERGENCIA

  • "No suben las plazas de trabajo"

Para la Cámara de Comercio de Guayaquil, urge crear nuevas plazas de trabajo, algo fundamental para evidenciar que hay una verdadera reactivación. "No es suficiente con que el comercio suba sus ventas. Van ocho meses consecutivos en que las ventas han subido. Se estima que este año, en el sector comercio, se va a facturar un 18 % más que en el 2020", estimó Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

Fue enfático al decir que el crecimiento de las ventas está cerca de lo que era prepandemia, pero las plazas de trabajo no han crecido así. El Gobierno debe agilitar las nuevas normas laborales.

"Así como mediante la Ley Humanitaria se ayudó para que las personas mantengan su plaza de trabajo, ahora se debe hacer la ley para crear nuevas plazas de trabajo, porque 7 de cada 10 trabajadores no tienen un empleo adecuado y se requiere mejorar esto y que baje el número de desempleos, para que la economía de país crezca", dijo Díaz-Granados.