El castigo al Decevale pierde peso

  Economía

El castigo al Decevale pierde peso

El Gobierno dice que es posible evitar su liquidación, pero no deja de responsabilizar al ente

ROMO+actores casa de valores+reunión
La ministra María Paula Romo se reunió este 28 de octubre con los actores del mercado de valores para analizar el tema.Lisbeth Zumba / Expreso

No se ha dado marcha atrás, pero se lo contempla. El pedido de liquidación del Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores Privados (Decevale) podría quedar en nada, si las bolsas de valores del país logran subsanar sus irregularidades. Así lo dijo ayer la ministra María Paula Romo, quien aclaró que eso no significa que el ente deje de responder por el desfalco que, bajo su firma, se cometió con las millonarias inversiones del Isspol.

Superintendencia de Compañías+control+mercado bursátil

Facturas de Isspol se emitieron pese a intervención y sanción

Leer más

Romo, quien se desempeña como presidenta del Directorio del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), se reunió en Guayaquil, este 28 de octubre, con el superintendente de Compañías, Víctor Anchundia; la presidenta del Banco Central del Ecuador (BCE), Verónica Artola, y demás autoridades del mercado de valores, para identificar a los responsables de este hecho que pone en el centro de la duda el actuar de los directivos del Decevale, ente a través del cual se debió custodiar la negociación de bonos por unos $ 532 millones.

Tras hacerse pública esta irregularidad, la Superintendencia de Compañías anunció en septiembre pasado la intervención del Decevale y acto seguido, la institución endilgó todo tipo de responsabilidad a su exgerente operativo, Luis Álvarez (quien ya está fuera del país), pues habría sido él quien firmó contratos para simular una supuesta custodia del Decevale, sobre los títulos valores del Isspol.

Romo sostuvo que el pedido de liquidación sigue en firme, pero es la Superintendencia de Compañías la que deberá valorar si este trámite procede o no. No obstante, dijo, que tras el cambio de directivos dentro de las bolsas de Guayaquil y Quito existe expectativa de que dentro del Decevale puedan generarse reformas lo suficientemente importantes “como para poder encontrar esta u otras soluciones...de no ser así está en capacidad de hacer la compensación”.

Para la ministra, el organismo tiene que responder por haber permitido que Luis Álvarez tuviera tantas atribuciones “sin haberse dado cuenta que le estaba robando o que estaba ayudando a ocultar el robo del Isspol, su cliente más grande...Es como si hoy yo fuera a mi banco y le dijera: ‘dame la cuenta de lo que yo he estado ahorrando en toda mi vida’ y el banco me respondiera: ‘sabe qué señora, el cajero se ha estado llevando su dinero, no soy responsable de eso; busque al cajero que se nos ha ido a Miami’. Eso es lo que el Decevale nos está respondiendo por ahora y eso no puede ser”, dijo.

Jorge Andrade, designado recientemente como el nuevo gerente general de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG), principal accionista del Decevale, admite que hubo fallas de control, pero aclaró que eso, frente al pedido de que el Decevale tiene que pagar, “existe una diferencia muy grande. No tiene que pagar valores porque no los tiene y nunca los ha tenido”. La custodia, dijo, la tiene Jorge Chérrez Miño, principal inversor del dinero del Isspol a través de IBcorp.

Ecuardo Carmigniani

El Decevale toma medidas y anuncia la adopción de normas de buen gobierno corporativo

Leer más

La aclaración viene luego de que la prensa empezara a divulgar antiguas cartas, donde directivos de Isspol solicitan al presidente del Decevale, Carlos Carbo, un detalle de los títulos que custodiaba la entidad, dejando constancia de que sí se conocía sobre el tema. No obstante, Andrade sostiene que “ese pedido fue contestado por un señor que se llama Gonzalo Navarro que es yerno del señor Álvarez...El señor Carbo firma porque le dicen que esa es la información correcta...”.

Andrade se comprometió a colaborar en esclarecer el tema. No obstante, se opone a la liquidación del Decevale, “porque una cuestión operativa debe ser corregida, no liquidarse”.

  • EN LAS BOLSAS SE TRANSA HASTA UN 10%  MENOS

El escándolo del Isspol no es el único hecho que ha venido opacando al mercado de valores. A este hecho se suma el actuar de otras empresas que han venido emitiendo facturas de forma irregular. Desde la Bolsa de Guayaquil se reconoce que los montos son considerables, pero se aclara que estos representan una mínima parte de lo que se transa en bolsas. Actualmente, se admite, existe nerviosismo en el mercado que ha llegado a que las transacciones decaigan hasta un 10 %.