La droga sale a ‘chorro’ por la costa ecuatoriana

  Actualidad

La droga sale a ‘chorro’ por la costa ecuatoriana

100 millones de dosis de cocaína, aproximadamente, se impidió que llegue a manos de consumidores.

Momentos en que personal de diferentes unidades de la Armada captura una lancha cargada de drogas, en Esmeraldas, que luego fue mostrada por las autoridades.

Desde la costa norte hasta la costa sur. El narcotráfico se abre camino por todos los rincones del país; pero últimamente por vías marítimas, desde donde intenta sacar la droga a ‘chorro’.

En una semana intensa, los controles policiales y marinos han frustrado la salida de más de once toneladas de estupefacientes, a lo largo de las seis provincias costeras; y con ello, han dado también un duro golpe a mafias internacionales que han perdido aproximadamente quinientos millones de dólares en mercadería.

Los últimos golpes ocurrieron el jueves, entre las provincias de Santa Elena y Esmeraldas, donde cayeron un total de seis toneladas de sustancias sujetas a fiscalización.

En los días previos, también se incautó en Manabí, Guayas, El Oro, Galápagos y Esmeraldas.

“Por todos los puertos están atacando y debemos estar alerta las fuerzas tanto de la Policía, Fiscalía, Armada y la ciudadanía”, dice el fiscal de Espacios Acuáticos del Guayas, Santos Ardila.

Aunque con poco tiempo en el área, Ardila ha podido observar cómo las mafias están utilizando los puertos ecuatorianos, para llevar más cargas hacia el exterior con la utilización de pescadores ecuatorianos.

Para él, la seguridad en el mar va por buen camino. “Se está trabajando excelentemente bien en los controles, sí se ha de pasar, pero la Armada Nacional y la Policía en conjunto con la Fiscalía están haciendo un buen trabajo”, dice. Pero reconoce que hace falta más control en las fronteras con Colombia y Perú, de donde provendría la droga.

El último y mayor cargamento (5,5 t de cocaína) que se incautó pretendía salir a bordo del buque granero Kraken I, fondeado frente a las costas de Santa Elena, desde el pasado 4 de mayo. Según informó el Ministerio del Interior y la Policía Nacional, la embarcación esperaba llenar en el sitio una de sus bodegas con lastre, que debía ser transportado hacia Panamá el 10 de mayo.

Las tareas de investigación, coordinación e intercambio de información con organismos internacionales de lucha contra las drogas, como la DEA y HSI, permitieron conocer de la existencia de una organización de narcotraficantes, vinculada con carteles de Galicia, en España.

A decir del Interior, la organización tenía como propósito el transporte de grandes cantidades de droga desde Ecuador y los países de la región, los Estados Unidos y Europa, utilizando para el efecto buques graneleros (transporte de cargas secas a granel) o embarcaciones de gran calado de bandera internacional, para acopiar el alcaloide.

Con la venia del líder de la organización, el español David G.M., el Kraken I se trasladaría a Panamá para descargar el lastre y continuar su viaje transportando la cocaína hacia España, con la fachada de realizar mantenimiento.

Una tarea que quedó inconclusa tras la ejecución del operativo ‘Ciclón Marino’ que emprendieron agentes de la Unidad de Investigaciones Antinarcóticos (UIAN) con el apoyo del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), frente a las costas de Santa Elena.

Una vez en el sitio, la policía incautó 5.070 paquetes con cocaína con un peso bruto de 5 toneladas y media, que estaban ocultos en una bodega cubierta de agua que ocultaban la visibilidad de un compartimento oculto bajo la bodega y el casco del buque. Con la colaboración de buzos del GIR se detectaron 176 sacos de yute de diferentes colores y tamaños.

También cayó toda la tripulación, veinte personas de varias nacionalidades: de Colombia, Perú, España, Panamá, Venezuela, Arabia Saudita, Honduras y Cuba. Algunos, según la Policía, con movimientos migratorios irregulares.

El mismo día, en una operación a 43 millas de las costas de Esmeraldas, personal del Subcomando de Guardacostas Norte con la ayuda del helicóptero Naval y la Unidad Patrullera de la Dirección Regional de los Espacios Acuáticos capturaron 26 bultos que contenían media tonelada de drogas. Tres personas de nacionalidad colombiana y un ecuatoriano fueron detenidos.