Dos hinchas no llegaron al Clasico a alentar a sus equipos

  Actualidad

Dos hinchas no llegaron al Clasico a alentar a sus equipos

La tarde de ayer, un hombre de alrededor de 50 años, falleció en los exteriores del Estadio Monumental, a pocas horas de que se llevara a cabo el partido entre Barcelona y Emelec.

Consternación. El cuerpo del hincha torero fallecido ayer, yace en las afueras del estadio, tapado por una bandera del Barcelona.

La tarde de ayer, un hombre de alrededor de 50 años, falleció en los exteriores del Estadio Monumental, a pocas horas de que se llevara a cabo el partido entre Barcelona y Emelec.

Según se pudo conocer en horas de la tarde, se trataría de un quiteño, quien habría sido aplastado mientras hacía fila para ingresar al escenario deportivo, en compañía de su hija Claudia.

Ella aseveró que luego del incidente, gendarmes la ayudaron a levantarse, fue entonces que se percató del mal estado de su padre.

Pese a que una ambulancia llegó rápidamente para prestar su ayuda, el hombre, identificado por ella como Mauro Delgado, ya había fallecido, lo que fue corroborado por los médicos presentes.

La Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased), indicó que el fallecido tenía escoriaciones en sus brazos y rostro. Poco después, el fiscal Washington Suárez Saltos, permitió el levantamiento del cadáver, mismo que fue llevado al Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses.

Su hija aseguró que Delgado padecía de diabetes y problemas cardíacos.

Al otro lado de la ciudad, en Sauces, un aficionado de Emelec, murió en la madrugada de ayer, durante una presunta riña deportiva.

El fallecido, identificado por la Dinased como Andy, de 24 años de edad, habría sido herido con un pico de botella, junto a su hermano Jordy de 19 años.

Según amistades, ambos jóvenes se encontraban en Sauces 9 libando y fue cuando estos acudieron a comprar más cerveza, que sucedió el fatal incidente.

Una broma habría sido el detonante. Aparentemente, el ahora fallecido discutió con un hincha del equipo rival, que al calor de la gresca, rompió una botella y procedió a herir con la misma a los hermanos.

Por la mañana, una mancha de sangre en el sitio donde ocurrió el altercado, alarmó a la vecindad, que lamentó lo ocurrido.

La noticia se diseminó rápidamente por redes sociales en la mañana del domingo, lo que generó una ola de críticas a los malos hinchas, pues según se expresaba, no es la primera vez que ocurren hechos así. Entidades y ciudadanos hicieron reiterados llamados a vivir el Clásico en paz.

Hasta el cierre de esta edición, no se registraron más víctimas.