Actualidad

La despedida al ultimo aliento de la Guerra Fria

Con Fidel Castro se evapora el último aliento de la Guerra Fría.

El gran reencuentro con la Iglesia.  El 19 de noviembre de 1996 se registró la histórica reunión entre el presidente cubano Fidel Castro y el papa Juan Pablo II, en el Vaticano, un hito en la reconstrucción de las relaciones internacionales del Gobierno c

Con Fidel Castro se evapora el último aliento de la Guerra Fría. Se va el socio de la Unión Soviética que colocó con Moscú misiles nucleares apuntando a Estados Unidos, el propagador de revoluciones que llevó a miles de cubanos a matar y morir bajo el sol de África, el titán geopolítico que aguantó el pulso a 11 inquilinos del Despacho Oval.

Su muerte añade una incógnita más al futuro de la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba ya cuestionado desde la victoria electoral del republicano Donald Trump, el responsable de continuar o interrumpir el diálogo abierto con La Habana por su predecesor demócrata, Barack Obama, hace casi dos años.

“Este es un momento muy delicado en las relaciones Cuba-EE. UU.”, señaló el periodista e investigador Peter Kornbluh en la cadena CNN. “Los cubanos no saben qué esperar de la Administración Trump, lo que él diga sentará el tono en la era pos-Obama”, afirmó el coautor del libro Back Channel To Cuba, sobre las negociaciones y contactos secretos entre Washington y La Habana desde la revolución de 1959.

Aunque el histórico líder cubano no ocultó nunca sus reticencias al proceso que inició su hermano y presidente Raúl Castro, el hecho de que no realizara una oposición frontal al mismo fue considerado como una aprobación implícita a una iniciativa que no contaba necesariamente con el respaldo del aparato cubano.

Para el politólogo cubano asentado en Estados Unidos Arturo López-Levy, la muerte de Fidel tiene una lectura sobre todo interna para Cuba, puesto que “indica el fin de una era en la historia” de la isla. De tener que impactar en las relaciones con Washington, debería hacerlo de forma positiva, señala, puesto que su muerte “ratifica aún más que se está viviendo un nuevo tiempo y que la política norteamericana debe ser distinta de la de los últimos 50 años”.

Una opinión compartida por CubaNow, una organización que desde hace tiempo promueve la mejora de relaciones bilaterales y el fin del embargo. La muerte de Fidel Castro “significa que la nación cubana y su relación con el mundo dejará de estar definida por un solo hombre”, dijo su director ejecutivo, Ric Herrero. “Ahora más que nunca, deberíamos hacer todo lo que podamos para eliminar las barreras externas y ayudar a los cubanos a integrarse totalmente en la comunidad global”, urgió en un comunicado en el que pidió a la nueva administración que “continúe construyendo a partir de los pasos dados por Obama” para que EE. UU. pueda convertirse en un “catalizador de un cambio significativo en Cuba”.

La duda es si Donald Trump, para quien Cuba de todos modos “no es una prioridad”, en opinión de López-Levy, será “receptivo” a la idea de que revertir el acercamiento sería volver a una política “anacrónica” que demostró su ineficacia durante más de medio siglo.

Ha querido la casualidad que la muerte de Fidel Castro sorprendiera al presidente electo en su mansión de recreo de Mar-a-Lago, en Florida. Este Estado es el tradicional bastión cubano en EE. UU., antaño claramente anticastrista pero que, sobre todo en los últimos años, había dado un giro de apoyo a la política conciliadora de Obama, quien decidió restablecer las relaciones interrumpidas durante más de medio siglo.

En imágenes

1971. El saludo de Augusto Pinochet

Augusto Pinochet, entonces jefe del Ejército chileno, saluda a Fidel Castro, durante su visita a Chile, en la presidencia del socialista Salvador Allende.

1974. El apoyo al pueblo palestino

El líder de la Organización para la liberación de Palestina, Yasser Arafat, visita Cuba en diciembre de 1974. Él pasó gran parte de su vida (murió en 2004) luchando contra Israel en nombre de la autodeterminación de los palestinos.

1976. Con Indira Gandhi en EE. UU.

Fidel Castro y la primera ministra de la India, Indira Gandhi, en una reunión en Estados Unidos. Ella fue heroína nacional y la segunda primera ministra de la India que mayor tiempo estuvo en el cargo, tras su padre.

1998. Los encuentros con Nelson Mandela

El 26 de julio de 1991, el líder sudafricano, después presidente de ese país, Nelson Mandela, llegó a Matanzas, Cuba, donde se reunió con Fidel Castro. En 1998 (foto) volvieron a reunirse en la cumbre de Países No Alineados, en Durban.

2001. Un acercamiento a China

El presidente de China, Jiang Zemin, y el entonces presidente Fidel Castro, pasan revista a una guardia de honor, a la llegada de Jiang a La Habana. El encuentro, divulgado ampliamente por los medios cubanos, fue para hablar del apoyo de esa potencia asiática a la isla.

Reconocimiento

El apoyo de Cuba a la salud y la educación

El Sistema de Naciones Unidas en Cuba resaltó, con motivo de la muerte del líder cubano Fidel Castro, los logros del país en salud pública, educación y ciencia, entre otras áreas, y se unió al pueblo cubano “en este momento de duelo nacional”.

En un mensaje de condolencias enviado al presidente cubano y hermano del fallecido comandante Raúl Castro, la ONU señaló que Fidel será recordado por su “liderazgo nacional e internacional”, así como por los logros del país en salud pública, educación y ciencia, empoderamiento de mujeres, protección de los niños y niñas, preparación y respuesta a desastres naturales.

En los debates globales en Naciones Unidas, resalta el mensaje, Fidel Castro fue un “gran defensor” de la justicia social, de la protección del medioambiente, el desarrollo sostenible y la lucha contra el hambre y la desnutrición.

“El Sistema de Naciones Unidas en Cuba se une respetuosamente al país en este momento de duelo nacional”, añade la misiva difundida a los medios de comunicación.

La nota también subraya las visiones del fallecido exmandatario en agricultura y alimentación y la cooperación cubana en el desarrollo humano de otros países.