Actualidad

Dejà vu

Si la política es en esencia polémica, era de esperarse que Rafael Correa polemice en su discurso inaugural de Hábitat III. Evidentemente eso hizo al anunciar el envío de un proyecto de Ley de Plusvalía, de nuevo. Porque es un déjà vu.

El pasado 24 de mayo, durante el que calificó como su último informe a la nación, el presidente ya advirtió que reenviaría a la Asamblea un proyecto de Ley de Plusvalía. En ese entonces, escenario no muy distinto al de hoy, el anuncio capturó los titulares y las portadas, pasando a segundo plano el ruido sobre corrupción que habían producido los “Panama Papers”. La preocupación de unos es la tranquilidad de otros: los protagonistas de los “papers” tienen que haber respirado gracias al anuncio de ley.

En caso de que el reenvío se confirme esta vez, vale mirar el calendario, ya de por sí copado por el período electoral. Si va como económico urgente, la experiencia nos dice que se tomará más o menos dos meses en ser ley. Eso es lo que nos enseña un análisis del promedio de tiempos de proyectos anteriores de similar trámite.

Hay que recordar que el Legislativo solo puede tramitar un proyecto económico urgente a la vez, por lo que si el proyecto va por trámite urgente en octubre, el Gobierno renunciaría por primera vez en varios años a tramitar otra reformita tributaria al ocaso del 2016. Puede suceder también que el proyecto sea la oportunidad para incluir otros ajustes tributarios, haciendo del tema plusvalía un vehículo político para guiar -en clave de polémica- parte del debate público durante el período electoral.

Por supuesto que es posible que se envíe un proyecto razonado, ponderado, eficiente y para trámite ordinario. En ese caso la historia sería otra: el plazo promedio de promulgación de las leyes elaboradas por nuestra Asamblea bajo trámite ordinario supera impajaritablemente los doce meses.

Detalle final: en sus dos intervenciones con motivo de Hábitat III, el presidente confinó sus referencias a la plusvalía que obtienen quienes cuentan con información privilegiada. Veremos si ese matiz se expresa luego en el proyecto.

Twitter:@JaimeRumbea