Actualidad

El decimo, una opcion para el cobro de pensiones escolares

Los directivos sugieren a los padres que utilicen este sueldo para cancelar las deudas. Los planteles privados registran casos de morosidad desde mayo.

Los estudiantes de varios colegios desarrollan actividades para alegrar la Navidad de cientos de niños de escasos recursos.

Desde llamadas telefónicas, recordatorios, hasta sistema de mediación legal (a través del Consejo de la Judicatura) son algunas estrategias tomadas por los directivos de los planteles educativos particulares para cobrar las pensiones atrasadas.

Ellos quieren aprovechar el pago del décimo tercer sueldo para exhortar a los padres a que cancelen lo adeudado.

Hay colegios como el Instituto Particular Abdón Calderón (IPAC) donde la cartera vencida sobrepasa los 700.000 dólares por el atraso de los padres de familia en el pago de las pensiones de sus hijos.

Allí se educan 2.000 estudiantes y muchos de ellos adeudan mensualidades desde mayo; es decir, desde que inició el año lectivo, indica Abelardo García Calderón, director general de la institución.

Pero no es el único. En el Delfos, por ejemplo, los padres deben cerca de 200.000 dólares.

“En algunos casos la situación es justificada, ya que hay padres que perdieron sus trabajo o sufren alguna calamidad; pero en otros, es porque no quieren pagar”, indica Sara María Garaicoa, rectora del plantel que alberga a 1.000 alumnos en dos jornadas.

La Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) prohíbe a los planteles particulares conculcar el derecho a la educación de los estudiantes por atraso o falta de pago de pensiones por parte de sus representantes.

Según Martha Córdova, rectora de la Unidad Educativa Nueva Semilla y presidenta de la Federación de Establecimientos Particulares Laicos (Fedepal) que aglutina a 75 establecimientos, de esa ley se valen los padres para no cumplir con sus obligaciones.

Este colegio, que recibe 1.700 niños y jóvenes, tiene una cartera vencida del 10 %. Y al igual que en otros planteles, hay alumnos que adeudan desde el mes de mayo.

Para recuperar la cartera vencida, los directivos de los planteles afectados han tenido que acudir a varias instancias, como los comunicados generales a los padres, circulares, correos electrónicos, mensajes de texto por teléfono y cartas personalizadas del director financiero, directores de niveles y rector. Incluso han tenido que trasladar los casos al centro de mediación del Consejo de la Judicatura o firmar convenios para que los representantes paguen, a través de algún banco o la colecturía de la institución.

Algunos padres consultados por Diario EXPRESO indicaron que el décimo tercer sueldo, así como la quincena de diciembre, ha sido una de las opciones para ponerse al día en las deudas educativas.

“He tratado de evitar gastos innecesarios para destinar ese dinero en el pago de tres pensiones atrasadas”, dijo un representante; mientras que otro, indicó que ha separado de su décimo el valor de la matrícula del próximo año. “Así me evito sobresaltos en marzo cuando tenga que pagar esos valores”.

Hasta Rosario Pazmiño, quien asegura no adeudar pensiones escolares, ha guardado algo de su décimo para la educación de sus hijos.