Actualidad

Los cuidados y medidas indispensables para el regreso a las aulas

El plan de cada institución debe garantizar aspectos básicos de prevención. Los médicos agregan otros cuidados y acciones que se deben implementar.

Unicef y clases presenciales
La Unicef ha urgido a los países de América Latina a acelerar el retorno seguro de los niños y adolescentes a las clases presenciales. Ecuador lo hará de manera voluntaria.EFE

Aunque el Gobierno ha reiterado que el retorno a clases presenciales aprobado para 1.301 establecimientos educativos del país, es voluntario y no una obligación, la decisión ha generado cuestionamientos y reparos de los profesionales de la salud.

Lasso- actividades- educación

El COE avala el retorno progresivo a clases en 1.301 instituciones educativas y toma nuevas decisiones

Leer más

El nivel de expansión de la pandemia, la presencia de variantes del SARS-CoV-2 más agresivas y contagiantes, la todavía alta tasa de ocupación hospitalaria y de muertes diarias por la COVID-19 y la reducida cantidad de personas vacunadas, son algunos de sus argumentos. Y, por la misma razón, insisten en recordar las medidas mínimas de prevención que deben adoptar esos establecimientos educativos, para reducir el riesgo de contagios.

Ya el propio Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE) que cada plantel que quiere retomar las clases presenciales debe elaborar con sus padres de familia, incluye este tipo de normas para ser aprobado por el Ministerio de Educación y los Comités de Operaciones de Emergencia (COE).

Estos comprenden cuidados personales como uso de mascarillas y lavado de manos; distanciamiento; determinación de grupos de alumnos por día, turnos u horarios; transporte seguro; un sistema de alerta y reacción si se detectan casos de contagios, etc. (ver cuadro).

Médicos y especialistas consultados por este Diario coinciden en ellos y agregan otros elementos para la prevención.

El doctor y especialista en medicina interna Illin De la Torre, quien sigue los avances científicos en la lucha contra la pandemia, recomienda que en las aulas haya ventilación cruzada, lo cual es más que solo abrir puertas y ventanas.

De igual manera, colocar filtros de aire (los llamados HEPA, sigla en inglés de ‘high efficiency particles air’), que se encargan de recoger las partículas, virus, bacterias, ácaros, etc. que hay en el ambiente.

Con el mismo propósito, colocar medidores de dióxido de carbono, para constatar la viabilidad del aire que se está respirando en esas aulas.

“No olvidemos que, en un espacio cerrado, lo que uno exhala es lo que otro inhala. Y tampoco olvidemos que la cobertura de vacunación no ha llegado todavía para niños y adolescentes”, destaca.

La pediatra especialista en infectología infantil Carola Cedillo considera que si bien el retorno de los niños a las aulas es una necesidad, hacerlo en las actuales condiciones es poner sus vidas en riesgo.

Por ello, recomienda una serie de acciones de prevención. Entre ellas, evitar, de ser posible, el uso de transporte público. Si se utiliza expreso escolar, los conductores deben estar separados por un plástico divisorio y el carro debe tener una ocupación máxima del 50 % o un asiento libre de por medio.

Retorno a las aulas

Unicef alerta: 114 millones de niños siguen fuera de aulas en Latinoamérica

Leer más

La entrada y salida de alumnos debe hacerse en forma escalonada para evitar aglomeración. Se deben designar espacios exteriores para que quienes acompañen a los estudiantes puedan dejarlos y retirarlos.

Además, Cedillo plantea que ante un caso sospechoso de COVID-19, todo el grupo debe dejar de concurrir a la escuela hasta que se confirme o descarte la enfermedad. De ser positivo, la duración del aislamiento del grupo varía según el protocolo de 10 a 14 días.

Y advierte que los maestros o alumnos que pertenecen o viven con personas de grupos de riesgo no deben asistir. En el documento adjunto  hay una lista más amplia de las recomendaciones y medidas que se deberían aplicar en los establecimientos educativos que prevén retomar las clases presenciales.