Cuentos de horror, humor y culpa

  Actualidad

Cuentos de horror, humor y culpa

Eduardo Varas publicó su tercer libro, ‘Faltas ortográficas’. Los nueve relatos intercalan realidad y ciencia ficción.

Cuentos de horror, humor y culpa

Un revolucionario que se transforma en zombie, un paraíso poblado por estrellas de rock muertas, un escritor que secuestra y tortura a un enemigo; nueve relatos donde el horror y el humor colisionan.

Los cuentos conforman ‘Faltas ortográficas’, obra del autor y docente guayaquileño Eduardo Varas Carvajal, quien regresa a las estanterías siete años después de la publicación de su último libro.

Las piezas juegan con la delgada línea que separa a la realidad de la ficción. Personajes realistas enfrentados a situaciones inverosímiles, muchas que ni ellos logran creer pese a verse atrapados entre la espada y la pared. Son temas, dice el autor, en los que ha ahondado en el pasado, pero que, años después, aún lo cautivan.

“Me encantan los géneros considerados menores, la fantasía, el horror. Ahora son bien vistos, pero me gustaban aún cuando amarlos era ser considerado nerd. Son temas que me atraen...creo que el realismo queda corto para lo que se puede expresar a través de la fantasía”, señaló a EXPRESO.

Los relatos juegan, a más del terror, con el sarcasmo y la ironía pero, conllevan dentro de sí, las aristas de los conflictos de identidad, de la responsabilidad y la culpa.

Se trata de personajes que caen, que son derrotados y deben, a pesar de lo adverso de las circunstancias, a manejar las nuevas posiciones a las que el mundo los ha arrojado.

“El concepto de la caída me gusta. Es un estado que es mucho más interesante para describir que el aprendizaje desde la moralidad. La culpa y la responsabilidad también forman parte de este análisis y que se repite en mis cuentos. Creo que me fascina porque la culpa te obliga a reformularte”, comentó Varas.

El principal ejemplo de esto es ‘Prólogo’, cuento que abre el libro y que golpea al lector, como bien lo decía Julio Cortázar, con la fuerza del ‘Knock Out’.

El protagonista es el hijo de un escritor y diplomático conocido por haber matado a mujeres para transformarlas en los personajes de sus libros.

“Siempre supe que, si alguna vez hacía un volumen de cuentos, iba a empezar con Prólogo, porque es uno de mis cuentos favoritos. Creo que es un relato que, aunque es fuerte, juega con el lector y con el concepto de la responsabilidad y la culpa”, asevera Varas.

Otro elemento recurrente en ‘Faltas ortográficas’, es la predominancia del cine y la música. Y esto no se trata solo de las referencias a estas otras artes, sino que el lector puede imaginar las escenas a manera de planos. Muchos de los cuentos, entre ellos ‘Película B’ y ‘El show de los muertos Pt. 2’ son narrados como películas cortas. Se trata, sin embargo, de una característica reiterativa en las obras de Varas, algo que el propio autor admite.

“No puedo desasociar la literatura de la música o el cine. Para mí las tres están al mismo nivel y creo que la exposición a las tres complementa tu experiencia con el arte. Entonces por eso trato de meter en mis trabajos elementos de esas otras artes que creo, sobre todo, aportan mucho a cada obra”.

Al hablar sobre las diferencias entre este libro y ‘Los descosidos’, publicada en 2010 con el sello Alfaguara, Varas no duda: “Cuando era más joven estaba más desesperado por “ser un buen escritor” y no disfrutaba mucho del acto de escribir. Ahora creo que mi aproximación a la escritura es distinta, le tengo más aprecio, lo disfruto muchísimo más”.