Como crecer

  Actualidad

Como crecer

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) establece que para el año 2020 el cantón Guayaquil (con su área urbana y parroquias rurales) tendrá una población de 2’723.665 habitantes y que para el año 2030 habrá aumentado a 2’940.062 habitantes (según dato de la Senplades). Esta situación determinará un desafío para quienes administren la ciudad, ya que desde ahora habrá que planificar su crecimiento y desarrollo con miras a ese futuro, pensando en la solución de los problemas de habitabilidad y de infraestructura que se irán incrementando y complejizando a medida que la población aumente.

Si comparamos el crecimiento de algunas megaciudades (aquellas con más de diez millones de habitantes) en los países subdesarrollados, nos toparemos con datos escalofriantes de urbes que incrementarán su población sin que su economía crezca al mismo ritmo, como Bombay (India) que para el año 2050 llegará a 42 millones de habitantes, Deli (India) con 36 millones, Daca (Bangladés) y Kinshasa (antigua Zaire) con 35 millones, Calcuta (India) con 33 millones o Lagos (Nigeria) con 32 millones, por lo que una ciudad como Guayaquil, con cifras muy inferiores, tendrá aún una situación manejable, siempre y cuando se piense desde hoy en su desarrollo.

El problema principal radica en haber dejado de lado un modelo histórico hispano de crecimiento de conjunto de barrios y manzanas articuladas e interconectadas para dar paso a un modelo anglosajón de ciudadelas aisladas a lo largo de vías que comunican la ciudad con el resto de la provincia y el país, lo que acentúa el tráfico vehicular y dificulta la movilidad, a más de incrementar el costo de la infraestructura que este modelo demanda.

El modelo de crecimiento que se plantee desde la administración municipal y que debería estar incluido en los planes de trabajo de los aspirantes a dirigirla, determinará, desde hoy, el futuro de Guayaquil. Será el desarrollo y crecimiento adecuado de una ciudad sostenible (y vivible) o el caos urbano. Los candidatos tienen la obligación de decir algo al respecto.