Crece la desconfianza en las vacunas

  Actualidad

Crece la desconfianza en las vacunas

A diferencia de lo que ocurre en países pobres, los europeos tienen los niveles más bajos de confianza en las vacunas, según una encuesta global sobre actitudes hacia la salud y la ciencia, presentada en Londres esta semana.

Imagen referencial. La baja confianza en las vacunas entre personas que viven en países de altos ingresos coincide con el auge del movimiento antivacunas que niegan sus beneficios y hasta las consideran peligrosas.

A diferencia de lo que ocurre en países pobres, los europeos tienen los niveles más bajos de confianza en las vacunas, según una encuesta global sobre actitudes hacia la salud y la ciencia, presentada en Londres esta semana.

Para llegar a esa conclusión, Wellcome Global Monitor, fundación independiente dedicada a la investigación científica, sondeó a más de 140.000 personas mayores de 15 años en 140 países a través de la firma Gallup World Poll.

La baja confianza en las vacunas entre personas que viven en países de altos ingresos coincide con el auge del movimiento antivacunas que niegan sus beneficios y hasta las consideran peligrosas.

Según el sondeo solo un 72 % en Norteamérica y un 73 % en el norte de Europa concuerdan en que las vacunas son seguras. En Europa del Este, la confianza en las vacunas llega apenas al 50 %. Francia, por ejemplo, tiene los niveles más bajos de confianza. Un tercio de su población (33 %) no cree que la inmunización sea segura.

Todo lo contrario sucede en Bangladés y Ruanda, casi el 100 % de sus habitantes consideran que son seguras y que es importante que los niños las tengan.

“Las vacunas son una de nuestras herramientas sanitarias públicas más poderosas, y necesitamos que la gente tenga confianza en ellas”, dijo Jeremy Farrar, director de Wellcome.

A nivel global, el 79 % de la gente cree que las vacunas son seguras y el 84 % que son efectivas. El sondeo observa también que el 92 % de los padres aseguran haber vacunado a sus hijos y otro 92 % de personas —incluso las que no tienen hijos— considera importante que los niños estén inmunizados.

Ecuador, anualmente, invierte alrededor de 35 millones de dólares para su esquema regular de vacunación. El programa nacional ofrece actualmente 18 vacunas y 2 inmunoglobulinas, según el Ministerio de Salud Pública

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la vacunación salva millones de vidas, sin embargo, en el mundo hay más de 20 millones de niños no vacunados o vacunados de forma incompleta, por lo que corren un serio riesgo de contraer enfermedades potencialmente mortales.