Actualidad

La Corte registra 402 pedidos de extradicion

Hasta la tarde de ayer, el nombre de Carlos Pareja Yannuzzelli, exgerente de Petroecuador, no aparecía en la página de la Interpol. Él está acusado por un supuesto delito de cohecho.

Referencial. Ocho prófugos deben ser ingresados a la difusión roja de Interpol por cohecho en Petroecuador.

Hasta la tarde de ayer, el nombre de Carlos Pareja Yannuzzelli, exgerente de Petroecuador, no aparecía en la página de la Interpol. Él está acusado por un supuesto delito de cohecho.

La semana pasada, el ministro del Interior, José Serrano, dijo que se pidió su inclusión en la lista con difusión roja de la Policía internacional, para su localización y captura. Él ofreció que el exfuncionario será extraditado al país.

Pareja abandonó Ecuador cinco días antes de que la Fiscalía solicite a la jueza Karen Matamoros su vinculación a la investigación por supuesta corrupción en la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas, junto con otras 16 personas.

Además del exfuncionario, las autoridades policiales también requirieron difusión roja para otras siete personas que tienen orden de prisión. Serrano y su colega de Justicia, Ledy Zúñiga, dijeron que se harán todas las gestiones para que los procesados respondan a la justicia.

¿El mecanismo? El Gobierno le apuesta a la extradición. Esa esperanza se mantiene en delitos comunes y hasta en casos que involucran exfuncionarios.

En la lista también está Pedro Delgado, primo del presidente Rafael Correa y expresidente del Directorio del Banco Central. Él fue sentenciado por la falsificación de su título universitario y por peculado.

Por este último delito recibió ocho años de reclusión. El ilícito se concretó en el préstamo irregular de 800.000 dólares que el banco Cofiec concedió al argentino Gastón Duzac. Con intereses el crédito superó el millón de dólares.

Delgado está en Estados Unidos. En ese país se sometió a un proceso de regularización de su estatus migratorio luego de que le fuera revocado su pasaporte diplomático. El Gobierno espera concretar su retorno antes de entregar el poder, en mayo de 2017.

Si la Interpol localiza y captura a los buscados por Ecuador, el siguiente paso sería el pedido de extradición. Pero su retorno no es inmediato. El proceso depende de las autoridades del país al que se solicita.

El promedio de duración de este trámite está entre uno y dos años. Pero existen casos como el de los hermanos William y Roberto Isaías, expropietarios del Filanbanco, cuyo trámite con EE. UU. inició hace 16 años y aún no se concreta. “Siempre falta un papel”, dijo una fuente de la Corte Nacional de Justicia. Aunque el Gobierno ha sostenido que no hay voluntad de los estadounidenses para devolver a los exbanqueros.

Con ese país, Ecuador mantiene 61 trámites de extradición: ocho pasivos –cuando ese país los solicita– y 53 activos –cuando Ecuador es el solicitante– (ver gráfico). Además hay pedidos pendientes con España, Colombia, Perú, entre otros.

Para Mauricio Gándara, exembajador en Londres, confiar en las extradiciones “no es sino un mal teatro. Lo que uno tiene que hacer es no dejarles salir”, dijo a EXPRESO. Para él, es una manera de conseguir la impunidad para que no regresen “porque son sus amigos o porque les pueden comprometer con declaraciones”.

Pareja no tenía prisión

Carlos Pareja Yannuzzelli abandonó el país el 28 de septiembre a la madrugada. Cuando él dejó Ecuador acompañado por algunos familiares, en su contra no pesaba ninguna medida cautelar.

El pedido de vinculación al caso de cohecho en Petroecuador solo se produjo cinco días después.

Según el fiscal Galo Chiriboga, la incorporación al caso no se pudo iniciar antes porque no existían indicios suficientes en su contra. La Asamblea en un informe ya había hecho señalamientos en contra de Pareja.