Actualidad

Coronavirus: Delincuentes aprovechan la crisis para estafar por Internet

Interpol, la Policía Internaciona, ha detectado estafas en internet, por llamadas telefónicas y por phishing.

AMBULANCIA ACH
Delitos. Ni los pacientes están alejados de las estafas de los delincuentes.Angelo Chamba

La pandemia por el COVID-19 que afecta a decenas de países en el mundo no ha frenado el avance de estafas y fraudes de ciberdelincuentes que han aprovechado la crisis para consolidar sus delitos.

This photo taken on Fe(31306707)

Millones de dólares para una cura contra el COVID-19

Leer más

Las actividades fraudulentas han sido divididas en categorías. En un documento emitido por la Policía Internacional, Interpol, denominado ‘Pandemia de COVID-19, Directrices para las Fuerzas del Orden’ se habla de estafas en línea, estafas telefónicas y phishing.

La Interpol señala que los estafadores crean sitios web fraudulentos, plataformas de comercio electrónico y cuentas de medios sociales y envían mensajes de correo electrónico para vender y entregar a domicilio productos médicos.

Asegura que en algunos casos, los estafadores “utilizan nombres de conocidas empresas que se dedican a la producción y distribución de tales artículos”. Lo que hacen después es pedir a las potenciales víctimas que efectúen los pagos por medio de transferencias.

La Interpol ha recibido información sobre un nuevo tipo de estafas a través de llamadas telefónicas que guarda relación con la pandemia de COVID-19.

¿Cómo opera? Una persona que pretende ser un pariente hospitalizado llama a una persona de la tercera edad y pide que asuma los costos del tratamiento. Para ello, pide transferencia de dinero o entrega de dinero a falsos representantes del sistema de salud pública.

militares en control HL

Coronavirus: militares y policías entre las víctimas y casos confirmados

Leer más

La otra modalidad es que los delincuentes, haciéndose pasar por autoridades de salud, envían cartas o mensajes de correo relacionados con la pandemia. Lo que buscan es que las potenciales víctimas se conecten a un sitio web e ingresen direcciones de correo y contraseñas para utilizar los datos, acceder a información sensible y sustraer sus fondos.

Interpol recomienda que las fuerzas del orden deben dar a conocer a los ciudadanos esas formas de estafa, a través mensajes de difusión pública.

La Unidad de Delincuencia Financiera de Interpol ayuda a los países miembros a interceptar dinero enviado por víctimas de delitos relacionados con actividades fraudulentas.

El jurista Carlos Alvear señala que el problema en gran parte, respecto a estafas por internet, phishing o estafas telefónicas, es el exceso de confianza o la ingenuidad de los usuarios.

“En muchos países no existe nuestra cultura de entregar la tarjeta de crédito para que la lleven a la caja, realicen el cobro y la devuelvan, porque el mismo plástico tiene información con la que se podrían hacer transacciones sin la autorización del usuario”, dice.

Para Alvear la solución a este problema es la educación para la prevención, la que debería estar a cargo de los mismos bancos y a través de campañas de la propia Superintendencia de Bancos como eventualmente se realizaban anteriormente.