Actualidad

La Contraloria audita la deuda de papel de Finanzas en el BCE

EXPRESO informó ayer que la reforma económica quiere extender a empresas públicas la facultad del BCE de recibir acciones.

Contraloría General del Estado. El informe de la institución, según el proceso previsto, se daría a conocer en un mes.

La maniobra que inició el Gobierno cuando cayeron los ingresos petroleros en 2014 para obtener dinero líquido del Banco Central de Ecuador a cambio de entregarle papeles, asustó en su día a los entendidos económicos y hoy alimenta un informe especial de la Contraloría General del Estado.

La institución ya tiene un borrador, que ha sido dado a conocer a las partes implicadas, en el que revisa la emisión, colocación y canje de bonos entre el Ministerio de Finanzas y el Banco Central.

El periodo en investigación va desde el 1 de enero de 2014 hasta el 31 de diciembre de 2016, coincidiendo con el periodo de crisis de precios petroleros y, consecuentemente, con la caída de ingresos en las arcas ecuatorianas. Fue en octubre de 2014 cuando el Gobierno comenzó a endeudarse sigilosamente con el Banco Central, emitiendo certificados de Tesorería (Cetes). Es decir, a cambio de papel.

No se puede desvelar aún el contenido del borrador del informe porque, según el proceso previsto, las autoridades económicas de las dos instituciones tienen un plazo de cinco días para presentar pruebas de descargo antes de que los auditores presenten el reporte final público.

Pero para el exministro de Finanzas y exgerente del Banco Central Carlos Julio Emanuel, a todas luces era una “irregularidad” que se tomara dinero del BCE que pertenecía a los depositantes de los bancos privados y otros entes y que después devolvieran acciones que ni siquiera tienen valor internacionalmente. “No había respaldo”, apostilla el exasambleísta Ramiro Aguilar.

El trueque entre el Gobierno y el BCE ha tenido en alerta a los economistas durante casi tres años al ver cómo esa deuda crecía para Finanzas a medida que necesitaba cubrir sus gastos mensuales.

En abril de 2017, el Gobierno le debía al Central la cifra récord de 5.858 millones de dólares, según los reportes del propio BCE. Y se agotaba el plazo de pago de los papeles. Por eso, inauguraron una nueva táctica: no pagarle con dinero sino con acciones de bancos públicos. Así saldaron 2.100 millones pendientes.

Durante el periodo que analiza la Contraloría, en el cargo de ministro de Finanzas se sucedieron Fausto Herrera y Patricio Rivera, y como gerentes del BCE ejercieron Mateo Villalba y Diego Martínez.

Rivera y Martínez son asesores económicos del presidente Lenín Moreno y parte del equipo que elaboró la reforma económica que permitirá, si se aprueba, que el BCE también pueda recibir como pago acciones de empresas públicas no financieras.

Contraloría investiga:

En un examen especial la emisión, colocación y canje de bonos del Estado por parte de Finanzas al BCE.

Período en examen:

Del 1 de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2016.

Estado del proceso:

Ya se ha leído el borrador del informe a las partes.

Trámite a seguir:

Las partes tienen cinco días para presentar pruebas de descargo. La Contraloría revisa las pruebas, las valida y emite el informe final.