Actualidad

Los contagios del último mes alarman a las provincias de la Sierra y la Amazonía

Las cifras dan cuenta de un disparo de casos de coronavirus. En varias localidades se piden restricciones más fuertes

En Azuay, y otras provincias de la Sierra, se dispararon los contagios.
En Azuay, y otras provincias de la Sierra, se dispararon los contagios.API

La crisis sanitaria derivada de la propagación del coronavirus no es exclusiva de Quito y Guayaquil. Ampliar el toque de queda y restringir la venta de licores en 18 provincias da cuenta de la problemática que deben enfrentar las poblaciones que están por fuera de las dos ciudades con más habitantes del Ecuador.

La semana pasada, el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE) anunció que durante quince días se ampliará el toque de queda de 19:00 a 05:00 -de viernes a domingo- en la Sierra y la Amazonía. También se prohibió la venta de licor durante el fin de semana.

Aeropuerto de gye+pandemia+rutas+vuelos

El sector turístico se reunirá con Martínez para pedir la suspensión del IVA

Leer más

Las provincias con nuevas reglas son Carchi, Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Bolívar, Chimborazo, Cañar, Azuay, Loja, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Sucumbíos, Napo, Orellana, Pastaza, Morona Santiago, Zamora Chinchipe

Aunque necesarias, las normas son consideradas como insuficientes por el número de contagios confirmados hasta la fecha.

Lo dicho pretende bajar, por ejemplo, el número de contagios de Covid-19 en locaciones como Azuay. En un mes -del 1 de julio al 3 de agosto- pasó de 1.791 casos confirmados a 3.534. El doble de infectados.

Lo mismo pasa en Cotopaxi. De 1.097 casos de coronavirus confirmados a inicios de julio, se pasó a 2.134 registrados hasta ayer, 3 de agosto de 2020.

Los ejemplos se repiten en todas las provincias. La Sierra tuvo un incremento descontrolado de casos en julio. Una vez que la mayoría de cantones de la región pasó a semáforo amarillo de la movilidad y las restricciones se relajaron, los contagios confirmados pasaron de 15.605 a 31.448. Es decir, 15.843 nuevos infectados en un poco más de 30 días.

La Amazonía pasa por una situación similar, aunque sus cifras son menores porque sus provincias tienen menos habitantes. El primer día de julio, según el reporte estadístico del gobierno del presidente Lenín Moreno, toda la región tenía 3.813 casos. Morona Santiago era la provincia con más positivos al llegar a 796 enfermos registrados oficialmente.

Ayer, el último reporte de casos y fallecidos mostraba que la Amazonía superó los 7.928 confirmados. Más del doble de los registrados a inicios del mes pasado.

Morona Santiago, que también es parte de las nuevas medidas de restricción, tiene más de 2.058 contagiados.

El número podría ser mayor. Las autoridades locales y nacionales han reconocido que los datos oficiales están por debajo del número real de infectados en el país. Hay un subregistro importante debido, en parte, a la falta de pruebas para detectar la pandemia.

Loja está en el grupo que no confía en los números oficiales y tampoco está a gusto con todas las normas del COE Nacional. Desde el 18 de julio, las autoridades de la localidad piden mayor toque de queda (de 18:00 a 05:00) y la eliminación de los salvoconductos vigentes para frenar la ola de contagios.

QUITO HOSPITALES

Coronavirus en Ecuador: 517 contagios más en el país en las últimas 24 horas

Leer más

El cantón Loja es la muestra más dramática de la provincia. La ciudad pasó al semáforo amarillo de la movilidad el 21 de mayo y registraba 258 casos confirmados. Ayer, ese número llegó a 2.196. Cerca de 2.000 contagiados desde que se redujo la restricción en la zona fronteriza del Ecuador.

A mediados del mes pasado, las autoridades de la ciudad pidieron volver al semáforo rojo. Su solicitud no prosperó.

Los representantes del COE Nacional esperan contar con los datos de las nuevas medidas antes de tomar restricciones adicionales.