La Constituyente nace con muerte y urnas semivacias

  Actualidad

La Constituyente nace con muerte y urnas semivacias

La oposición rechaza hasta el final el proceso, en una jornada con al menos 9 fallecidos. Gases, bala y tanques en la represión. Voces contra la ilegitimidad.

Urnas. Espera en Caracas para sufragar en la Constituyente, un proceso en que el cálculo de participación se dificulta debido al método de elección.

Al menos nueve muertos, choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad, ataques a centros electorales y bloqueos marcaron ayer la violenta jornada de votación de la Asamblea Nacional Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que según la oposición pone en jaque la democracia de Venezuela.

Militares y policías se enfrentaron en batallas campales en Caracas y otros puntos del país con un cruce de bombas lacrimógenas, perdigones, piedras y cocteles molotov, que en algunas zonas fueron mortales.

Dos adolescentes, de 17 y 13 años, y un militar murieron en el occidental estado Táchira, fronterizo con Colombia, otros tres hombres en Mérida y uno en Lara, entre el sábado y ayer, en el marco electoral.

Aunque la Fiscalía no los vinculó aún con móviles políticos, un candidato a asambleísta fue asesinado la noche del sábado en Ciudad Bolívar, y un dirigente juvenil opositor de un disparo la madrugada de ayer en la costera Cumaná.

Con esta jornada violenta llegan a más de 120 los muertos en cuatro meses de protestas que exigen la salida de Maduro, según la Fiscalía.

En Caracas, con carros blindados y lanzando bombas lacrimógenas, militares irrumpieron violentamente en los barrios El Paraíso y Montalbán, en Maracaibo y en Puerto Ordaz buscando manifestantes que bloquearon calles con barricadas. “No sé qué odio nos tienen, venezolanos contra venezolanos... ¡Esto es una guerra!”, dijo sollozando Conchita Ramírez, en El Paraíso.

Maduro fue el primero en depositar lo que llamó un “voto por la paz” en un colegio de Caracas. “Ha querido el emperador Donald Trump prohibirle al pueblo el derecho al voto (...) y yo dije: ‘llueva, truene o relampaguee habrá elecciones’”.

Militares custodiaron los centros electores donde acudieron los seguidores del Gobierno a elegir a 545 asambleístas de un suprapoder que regirá al país por tiempo indefinido.

“Esta Constituyente nace bañada en sangre. Nace ilegítima porque es muy difícil poder auditar la cantidad de personas, pero técnicamente podemos verificar que hubo muchas irregularidades”, aseguró el analista Nícmer Evans, socialista crítico de Maduro.

La presidenta del poder electoral, Tibisay Lucena, postergó el cierre de las urnas hasta las 19:00. Según testigos de Reuters, la afluencia parecía exigua en Caracas y otras ciudades.

El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, dijo que más de 100 máquinas de votación fueron destruidas en actos de violencia alentados por “factores políticos”.

Dirigentes amenazaron con que la Constituyente anulará al Parlamento y a la fiscal general Luisa Ortega, chavista que denunció un quiebre de la democracia.

La oposición se marginó de la Constituyente alegando que no fue convocada en un referendo y que su sistema comicial fue hecho para que el Gobierno la controle y redacte una Carta Magna que instaure una dictadura comunista.

Maduro y su Constituyente cuentan con apoyo de los poderes judicial, electoral y militar. Pero asfixiados por la escasez de alimentos y medicinas, y una brutal inflación, un 80 % de venezolanos rechaza su gestión y 72 % su proyecto, según Datanálisis.

Según analistas, para tener legitimidad Maduro debe obtener al menos 7,6 millones de votos que la coalición opositora MUD asegura logró en su plebiscito simbólico del 16 de julio contra esa iniciativa.

Debido al método de elección mixto -voto por territorios y sectores sociales-, 62 % de los 19,8 millones de electores podrá votar dos veces, lo que dificulta el cálculo de participación, según el experto electoral Eugenio Martínez.

Conexas

Detonación

Siete agentes resultaron ayer heridos tras la explosión de dos motos de la Policía Nacional y otras dos de civiles, en las inmediaciones de una protesta ciudadana en la plaza Altamira de Caracas contra la Constituyente. De momento se desconoce cómo fue causada.

Cargos

El joven Wuilly Arteaga, quien toca el violín en las protestas contra Maduro, fue imputado ayer por “instigación”, tres días después de ser detenido en Caracas en medio de choques entre manifestantes y cuerpos de seguridad, informó ayer la ONG Foro Penal.

Nexos

Argentina y Perú tampoco reconocerán los resultados

Los Gobiernos de Argentina y Perú anunciaron ayer, en sendos comunicados de sus cancillerías, que desconocerán los resultados de la elección realizada para conformar una Asamblea Constituyente en Venezuela.

“Esta elección viola normas de la Constitución venezolana y contraviene la voluntad soberana del pueblo, representado en la Asamblea Nacional”, se expresó en el comunicado peruano.

“La Argentina no reconocerá los resultados de esa elección ilegal”, dice la nota de la cancillería argentina.

Además, el Gobierno dirigido por Mauricio Macri advirtió que “la elección de hoy (ayer) no respeta la voluntad de más de siete millones de ciudadanos venezolanos que se pronunciaron en contra de su realización”.

Argentina y Perú se unieron así a Colombia y Panamá, que también han anunciado que desconocerán los resultados del proceso.

EFE

Sufragio

El papelón de Maduro al probar el ‘carnet espía’

El carné inteligente creado por el gobierno venezolano para acreditar a los beneficiarios de sus programas sociales -y que sería usado para vigilar el voto en la Constituyente- le jugó una mala pasada a Maduro.

“Vamos a hacer el chequeo de mi Carnet de la Patria para que quede registrado... que voté el día histórico de la Constituyente”, dijo tras votar.

“¿La leyó?”, preguntó luego Maduro a la mujer que escaneaba los documentos, a lo que ella respondió afirmativamente. Pero en la pantalla del aparato apareció: “La persona no existe o el carné fue anulado”. La imagen fue captada por una cámara de la televisión gubernamental y se viralizó en redes sociales.

El percance fue aprovechado por dirigentes opositores como Julio Borges y Freddy Guevara para llamar a los beneficiarios de los programas sociales a no votar, pues a su juicio no habría manera de que los descubrieran.

AFP

exterior

Un grito une a la diáspora

Venezolanos en el exterior, desde Miami hasta Madrid y Bogotá, se manifestaron en contra de la polémica Asamblea Constituyente.

En EE. UU., los venezolanos bullían en distintas intersecciones de El Doral, Weston, Kendall y Boca Ratón, sus bastiones en Miami, en el sur de Florida. “Este proceso constituyente significaría la instauración de una dictadura”, dijo Lisbeth García, una abogada de 43 años en una esquina de El Doral.

“Países del mundo, ayúdennos”, se leía en las pancartas desplegadas en Madrid. “Estamos enviando un mensaje a España y otros países para que no reconozcan esta Constituyente fraudulenta”, dijo Ana Raven, de 47 años.

En Bogotá, una treintena de personas se congregó frente a la residencia del embajador venezolano, Iván Rincón, gritando consignas como “¡Libertad, libertad!”.

AFP