Los comerciantes temen que sus ventas bajen mas

  Actualidad

Los comerciantes temen que sus ventas bajen mas

Uno de los restaurantes y bares ícono de Guayaquil, El Manantial, ubicado en Urdesa.

Inquietud y expectativas es lo que tienen los comerciantes frente al proyecto que busca subir los impuestos y que podría ser presentado hoy en la Asamblea Nacional como proyecto económico urgente, según lo dijo días atrás Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia. El plan busca recaudar unos $ 300 millones.

El penúltimo eslabón de la cadena de comercialización de los productos con azúcar, alcohol y cigarrillo -los comerciantes- temen que las ventas bajen más y crezca el desempleo como consecuencia de la reforma tributaria. Diario EXPRESO efectuó un recorrido por tiendas, panaderías, bares, bodegas, cafeterías del norte y sur de la ciudad.

Rocío de Jaramillo, administradora de uno de los restaurantes bares ícono de Guayaquil, El Manantial, dijo que si se paga más impuestos es imposible no cobrar más por el producto. Agregó que el efecto podría ser que al inicio se frenen las ventas, pero después se espera que el consumidor final asuma el nuevo impuesto y siga comprando como antes.

Las ventas, en el caso de su negocio, han bajado un 40 % más o menos, por eso se teme una caída mayor; pero espera que eso no altere la nómina. Allí trabajan 18 personas y por la contracción económica que hay en el país, no están contratando a los reemplazos de quienes salen de vacaciones, porque de esa manera se reducen gastos, se ahorra y se evita los despidos.

Las pocas ganancias se sienten en todo negocio y las panaderías no son la excepción. May Mejías, administrador de la pastelería Acacias, indicó que en su local las ventas han bajado un 20 %. Explicó que es el consumidor final quien pagará el alza de impuestos que se planifica. Todavía no se sabe cuánto va a ser el incremento, pero aunque sea de un centavo eso pesa cuando en el bolsillo no hay dinero y entonces va a bajar el consumo.

El año pasado las ventas en el sector comercial fueron negativas en seis meses y para enero de este año se estima una caída de un 10,6 %, según el Estudio Mensual de Opinión Empresarial, del Banco Central del Ecuador (BCE).