Actualidad

La codicia y los juegos de azar

A pesar la prohibición, muchas personas creen que los juegos de azar son inofensivos. Sin, duda la razón principal es ganar dinero a costa de lo que pierden los demás. Una razón poderosa como la codicia, hace que muchos sean atrapados en su acción corrosiva, la ludopatía, endeudándose, arruinándose, perdiendo inclusive a su familia.

Aunque algunas ganancias de las salas de juego se destinan a obras de carácter social, educación, medicina, etc., no se debe olvidar el origen de estos fondos en el egoísmo, ambición de conseguir algo a cambio de nada, y de la descomposición social que se suma a otras.

Francisco Landucci Carballo