Ciudad-bosque

  Actualidad

Ciudad-bosque

Para el año 2020 la china Liuzhou espera convertirse en la primera ciudad-bosque del mundo. El proyecto ha sido encargado por el Departamento de Planificación Urbanística de esa ciudad al arquitecto y urbanista italiano Stefano Boeri -pionero de la forestación vertical- quien pretende utilizar más de 40.000 árboles y casi un millón de plantas para recubrir los nuevos edificios, además de dotarlos de fuentes de energía renovables para el suministro de electricidad. Boeri calcula que esa masa verde podrá absorber alrededor de diez mil toneladas de CO2 y 57 toneladas de otros elementos contaminantes que hay en el aire.

Boeri ha desarrollado proyectos exitosos similares en otras partes del mundo como el Bosco Verticale en Milán, en 2004, donde se construyeron dos torres de 76 y 110 metros de alto, que albergan más de 900 árboles o una torre de 117 metros de altura en Lausana (Suiza) que da cabida a 100 árboles, 600 arbustos y 18.000 plantas que ayudarán a mejorar la calidad del aire de la ciudad al absorber polvo, dióxido de carbono y generar oxígeno.

En un manifiesto sobre su trabajo, Boeri explica que un bosque vertical “es un dispositivo arquitectónico que promueve la coexistencia de la arquitectura y la naturaleza en áreas urbanas y promueve la creación de complejos ecosistemas urbanos”.

El experimento se inició en Nanjing, donde Boeri ha proyectado dos rascacielos cubiertos por más de mil árboles y dos mil quinientos arbustos que tendrán como objetivo ayudar a limpiar esa ciudad de sus altos niveles de contaminación y promover la recuperación de ecosistemas, la flora y la fauna de la ciudad.

Como explica Boeri: “En un entorno urbano como Nanjing, dos torres son una pequeña contribución que no representa un gran cambio, pero si el modelo se copia, replica y repite construyendo muchos más, el cambio puede ser muy significativo”. Este cambio será fundamental en un país como China, que deberá pasar de los enormes conglomerados urbanos actuales a un sistema de pequeñas ciudades verdes. Un ejemplo para el mundo.