No todos estamos ciegos ni sordos

  Actualidad

No todos estamos ciegos ni sordos

¿Se dieron cuenta de cómo Lenín Moreno cambió su discurso de un día para otro? Llegó hablando de ‘tender la mano’, de ‘diálogo’, de ‘consensos’; pero el día de la V convención nacional de Alianza PAIS, como Correa llamó al orden a los suyos, cuidó las formas y no se atrevió a contradecir abiertamente al presidente. Aunque hay un detalle que vale la pena resaltar: no fue de verde, como todos los AP, sino con camisa blanca.

En realidad Correa le estaba hablando a él: ‘cuidadito con traicionarme’, ‘cuidadito con desviarte’. ¿De qué otra manera puede ser interpretado esto? Me parece que Correa, a pesar de lo que dice, no confía del todo en Moreno.

Gloria Zapata López