Chile: “Dialogo de conversos”

  Actualidad

Chile: “Dialogo de conversos”

Chile: “Diálogo de conversos”

Con prólogo de Mario Vargas Llosa, apareció el año pasado el libro Diálogo de conversos, de dos intelectuales chilenos: Roberto Ampuero y Mauricio Rojas, sobre su transformación de militantes izquierdistas, el uno de la Juventud Comunista, el otro del MIR, en los días del ascenso y caída del gobierno de la Unidad Popular en los años setenta, a pensadores liberales que hacen hoy una dura autocrítica de su pasado político.

El escenario regional es propicio: asistimos a un repliegue cada vez más acentuado de los movimientos políticos que llegaron al poder en algunos de los países de América Latina, en una despedida bochornosa causada por la corrupción, la ineficiencia administrativa y el intento de sometimiento de la libertad de pensamiento.

Quizás la palabra “conversos” no sea la más adecuada: quien deja atrás los paraísos terrestres y las ideologías mortíferas no se cambia de creencias y substituye a las antiguas fidelidades por otras nuevas. Asume la acción política y de transformación de la sociedad solo a partir de la lucidez que proporcionan la libertad y la tolerancia sin consuelos escatológicos.

Es muy probable que en los ideólogos de esa izquierda actual haya más “marketing” que verdadera nostalgia.

¿No decía el mismo Marx en El 18 de Brumario de Luis Napoleón Bonaparte, que la historia se repite la primera vez en forma de tragedia y la segunda de comedia?

El proceso intelectual de Ampuero y de Rojas sigue las mismas líneas de Jorge Semprún, Arthur Koestler, Oscar Terán o Dionisio Ridruejo. Tienen todos ellos por supuesto, el mérito de haberse dado cuenta de la complejidad de la realidad irreductible a los encasillamientos doctrinarios.

En todo caso, su transformación no obedece a ninguna falta de fidelidad ni a haberse cambiado de bando. No confunden ya, como ha dicho Vargas Llosa, “el árbol frondoso de la ficción con el áspero terreno de la realidad”.

Diálogo de conversos es un diagnóstico en forma de diálogo de nuestra afición a perder libertades y a pretender institucionalizar sin instituciones.

colaboradores@granasa.com.ec