Celos, piedras y balacera

  Actualidad

Celos, piedras y balacera

Un reclamo de pareja desencadenó la noche del miércoles un enfrentamiento armado entre supuestos expendedores de droga, lo que dejó a una persona herida en el sur de Guayaquil.

Víctima. Un joven de 18 años recibió un disparo durante el ataque.

Un reclamo de pareja desencadenó la noche del miércoles un enfrentamiento armado entre supuestos expendedores de droga, lo que dejó a una persona herida en el sur de Guayaquil.

Todo comenzó cuando una joven se enteró de que su esposo supuestamente la traicionaba con la vecina y le reclamó. Luego habrían comenzado a discutir, hasta llegar a los golpes.

Esa situación, que llamó la atención del barrio, habría sido aprovechada por otros sujetos, con quienes la pareja mantiene una ‘bronca’, según contó uno de los involucrados.

Una parte del suceso quedó registrada en el sistema de vigilancia de unos moradores, quienes lamentan la inseguridad que existe en el sector.

Los lugareños temen hablar abiertamente, pero aseguran que los conflictos tienen origen en la venta de estupefacientes, porque supuestamente existen dos bandos que tratan de controlar la zona y eso ha generado enfrentamientos en los últimos meses.

En las imágenes captadas por las cámaras de una casa del sector se observa que a las 21:23 del miércoles empieza el problema familiar en una esquina de la manzana 1247 de la cooperativa Santiaguito Roldós. Un minuto después, al menos siete personas corren hacia ellos, pero en el trayecto se detienen para agarrar piedras y lanzarlas. En consecuencia, los otros individuos respondieron de la misma manera. Los involucrados corrían de un lado a otro.

Un vehículo quedó en medio del enfrentamiento. El conductor logró salir y, pese a la ‘lluvia’ de piedras, resultó ileso.

En el percance también se realizaron disparos, al parecer fuera del ángulo de visión del sistema de vigilancia. Un joven de 18 años resultó herido con un tiro en la pierna derecha.

El fiscal Neil Dueñas, de la Unidad de Flagrancia, relató que la víctima fue trasladada al hospital Abel Gilbert Pontón. Estaba previsto realizarle un reconocimiento médico para conocer el daño. La mañana de ayer, el afectado fue llevado a su domicilio. Permanecía con su pierna derecha recubierta con yeso.