Casa de la Cultura sale al rescate de la comida ancestral

  Actualidad

Casa de la Cultura sale al rescate de la comida ancestral

La torta de choclo en dulce, que fue elaborada con todos los ingredientes que se utilizaban en la antigüedad, se constituyó en la favorita de las personas que disfrutaron del evento.

Con sabor. Una mujer prepara y sirve un picante de pescado.

El pipián de morena, el picante de pescado, la mistela y la torta de choclo son parte de los platos típicos y ancestrales de la gastronomía peninsular. Cocinarlos a leña o carbón eran los medios utilizados para elaborar estos deliciosos platos, que hoy en día han casi desaparecido.

El septuagenario Jacinto Laínez, morador de la capital provincial de la Península, recuerda que esto era lo que se degustaba en importantes reuniones familiares, pero por diversas circunstancias -como la migración y la modernidad- ya no son muy comunes en las mesas.

Con el objetivo de reivindicar los sabores autóctonos de esta zona, la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo de Santa Elena, en convenio con la Federación de Barrios de esta misma ciudad, ha emprendido un plan para recuperar los sabores ancestrales y culturales.

El barrio Amazonas, de la ciudad de Santa Elena, fue el primero de la agenda. La actividad se cumplió el pasado martes y fue un atractivo no solo para los moradores del sector, sino también para los vecinos de barrios aledaños que degustaron de una variedad de comida de manera gratuita.

La torta de choclo en dulce, que fue elaborada con todos los ingredientes que se utilizaban en la antigüedad, se constituyó en la favorita de las personas que disfrutaron del evento. “Con canela y pimienta de dolor han quedado riquísimas”, decía Rafael Vega, uno de los tantos presentes.

El programa culminó con la presentación de artistas y un grupo folclórico. En los siguientes días una actividad similar se cumplirá en otros barrios peninsulares. (F) JL