Actualidad

Los cambios tempranos en el Gabinete, una posibilidad latente

El presidente no descarta terminar el 2021 con una formación diferente. Los retos políticos y económicos pueden empujar el refrescamiento anticipado

Mae- gabinete- Lasso
Situación. La ministra Mae Montaño acudió a un evento organizado por el Gobierno aunque se la vio distante.Gustavo Guamán/EXPRESO

Momento de los ajustes y ratificaciones. El presidente Guillermo Lasso no descarta que su gabinete ministerial sufra modificaciones hasta antes de que finalice este año. Todo dependerá de las evaluaciones constantes que hace el mandatario a sus colaboradores más cercanos.

La llegada a los primeros cien días de gobierno activó una serie de especulaciones sobre posibles cambios que se ejecutarían en los próximos días. Desde la Secretaría de Comunicación se informó que el presidente no se ha pronunciado de forma específica sobre el tema, por lo que no hay nada de forma oficial.

Uno de los nombres mencionados es el de la ministra de Inclusión Económica y Social, Mae Montaño, como posible variante en el Gabinete. EXPRESO consultó a la funcionaria, a través de un mensaje de texto, sobre esta posibilidad, pero hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta.

El presidente ha tenido aciertos, pero hay cosas que solo se pueden medir en el camino y va a tener que revisar y ver en dónde necesita destrezas, sobre todo, de negociación.

Katalina Barreiro,
​analista política

Montaño estuvo presente el jueves pasado en el evento de celebración organizado por el Ejecutivo por haber cumplido la meta de vacunación. Se la vio algo alejada del resto de ministros y, al finalizar el acto, a diferencia de los demás integrantes del gabinete que buscaban acercarse a Lasso, ella abandonó el lugar antes que los demás.

En donde parece haber más claridad es en los sectores que dejan, hasta el momento, más satisfechos al presidente Lasso. El Ministerio de Salud tuvo una mención especial, el día de la celebración, por haberle permitido cumplir la promesa inicial de la administración de nueve millones de vacunados en cien días.

“Se acordarán ustedes cuando los ministros de Salud iban y venían en cuestión de días comparándolo ahora con el impecable trabajo de la ministra Ximena Garzón”, señaló Lasso.

La Cancillería, los diplomáticos que la integran, también tienen contento al Gobierno porque llevaron adelante lo que se denominó la diplomacia de las vacunas. El embajador itinerante, Juan Carlos Holguín, tuvo una mención especial.

El análisis y evaluación debe ser constante no solo sobre los ministros, sino de todos sus funcionarios. Este periodo que ha transcurrido ya le permite hacerse una idea de lo que necesita.

Vladimiro Álvarez,
​exministro de Gobierno

“Uno tiene que hacer evaluación permanente para hacer los cambios que se requieren y que, a la vez, requiere la sociedad ecuatoriana. Haremos las evaluaciones que sean necesarias, en cualquier momento, para mejorar el rendimiento del gabinete”, señaló Lasso en entrevista con EFE.

Aunque la analista política y catedrática Katalina Barreiro considera que tres meses es poco para hacer una evaluación al rendimiento de los ministros, quizás la realidad política, económica y social que tendrá que afrontar el Gobierno en adelante le obligará a hacer ajustes, especialmente por la conflictividad que podría generar la presentación de proyectos de tipo laboral, tributario y económico en la Asamblea Nacional.

El exministro de Gobierno, Vladimiro Álvarez, siente que el gabinete en lo político, social y económico, pese a las dificultades propias del ejercicio del poder, ha estado bien alineado a la propuesta que hizo desde el inicio Lasso. Sin embargo, reconoce que es potestad del primer mandatario analizar y aplicar correctivos de considerarlos necesarios.