Actualidad

Las calles de Quito, campo minado para la Inclusión

El 74% de las vías y aceras de la capital no cumple con las normas de acceso para personas con discapacidad. Hay un plan que aún no se aplica

Existe un plan municipal pero aún no se aplica.
Existe un plan municipal pero aún no se aplica.henry lapo

A las 11:30, Juan Carlos Aldana se baja de un taxi en la calle Guayaquil. Respira, toma valor, y avanza con su bastón blanco hacia la oficina del Portal de Servicios Metropolitanos (PAM). Se libra de tropezar con un adoquín salido, y metros más adelante, con un árbol. Un vendedor se apresura a ayudarlo y lo deja al pie de la dependencia municipal.

Asamblea-de-Quito-Encuentro

Los ochenta representantes de la Asamblea de Quito rindieron cuentas en una polémica sesión

Leer más

“El problema con la ciudad es que está construida para videntes. Hay objetos, como las jardineras o los árboles, colocados en la mitad de los pasajes o las calles. En nosotros nadie piensa”, reflexiona.

Con él concuerda Walther Verdesoto, presidente de la fundación Procodis, entidad que promueve la capacitación y el aprendizaje de personas con discapacidad visual.

Un informe elaborado a fines de 2019 por la institución encontró que el 74% de la capital no cumple con las normas de construcción o acceso vigentes para la libre movilidad de personas con deficiencias físicas o sensoriales.

Quito está diseñada para priorizar la accesibilidad del vehículo, e incluso en calles peatonales, hay adornos urbanos como esferas, piedras o pequeños postes metálicos que imposibilitan el libre tránsito”.

Añade que los principales avances se han realizado en zonas de mayor tránsito turístico como La Mariscal, la avenida Naciones Unidas, y ciertos tramos del centro, donde hay rampas, aceras uniformes y guías podáctiles. “Hay puntos muy específicos donde se han cumplido las ordenanzas, pero son superficiales. El ejemplo más específico es la avenida 10 de Agosto, donde solo en los cincuenta metros que rodean el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis) se tienen estas facilidades”, señaló.

Margarita León, de la fundación Iguales, agrega que existen los parámetros legales para convertir a Quito en una ciudad inclusiva, pero que estas son ignoradas tanto por particulares como por entidades públicas a la hora de edificar.

“Pelamos muy duro porque se aprueben las ordenanzas para facilitar la movilidad, pero no se cumplen. Logramos avances, como el acceso al transporte público, en el caso del Trole y la Ecovía, pero no con los buses urbanos, donde el papel dice que tenemos atención prioritaria, pero la realidad es que los buses prefieren no llevarnos”, señala.

En una entrevista previa, la concejala Gisela Chalá, quien preside la comisión de Inclusión Social, aceptó que las ordenanzas (172, 458 y 160, aprobadas entre 2011 y 2017 ) no se cumplen a cabalidad y señaló que se plantearía una normativa que establezca mecanismos específicos para el cumplimiento de las políticas públicas sobre discapacidad.

PRODUCTOS ALEMANES(33238406)

Un poco de Europa en el corazón de Cumbayá

Leer más

EXPRESO solicitó a la funcionaria una entrevista para conocer los avances en este tema, pero no hubo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Para el urbanista Miguel Albán, no obstante, además del cumplimiento de esta propuesta se deben aprobar otras, como la ordenanza que garantice el soterramiento de cables.

“Es una deuda pendiente del Concejo Metropolitano desde el 2017. Los cables no solo afean la ciudad, sino que son un problema y un peligro tangible para la movilidad, y nadie se hace responsable”, comentó.

Agregó que también se deben definir normas para la continuidad de las aceras. “Solo se han cumplido los parámetros en ciertos sectores, pero el 80% de la ciudad no las tiene”.

En Iguales, esta es la próxima lucha que se alista.

“Conocemos que hay un plan de identificación de obstáculos que se debe trabajar con la Empresa de Movilidad y Obras Públicas, así como un manual para el mejoramiento de aceras, pero que se hace en proyectos nuevos o de rehabilitación. Queremos que se asigne un fondo y que se trabaje en las aceras de toda la ciudad”, añadió León.

BARRIO LA FERROVIARIA(33238441)

La Ferroviaria Alta apuesta por una transformación comunitaria

Leer más

Por su parte, la Empresa de Movilidad y Obras Públicas confirmó a este diario que los proyectos que ejecutan contemplan presupuesto para la construcción de accesos universales (rampas), semáforos peatonales acústicos para las vías, y para piso podo táctil en las paradas del Sistema Integrado del Transporte Público.

En el caso de las aceras la entidad dijo que cumplen con “el Código Municipal de 2019 que establece los lineamientos para la construcción de aceras”.