Actualidad

La caida de un arbol y tres postes congestionaron la Carlos Julio Arosemena

Centenares de vehículos quedaron atrapados en la avenida, en el sentido oeste-este, debido al percance. En estos momentos la energía eléctrica fue restablecida.

La caída de un árbol y tres postes congestionaron la Carlos Julio Arosemena

Quienes circulan por la avenida Carlos Julio Arosemena, cerca de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, o viven en zonas aledañas al sitio, fueron testigos del tráfico que experimentó el sitio, la mañana de este miércoles 7 de agosto, debido al cierre de la vía en el sentido oeste-este de la vía. Un árbol cayó y con él se fueron también tres postes de alumbrado.

El congestionamiento, según reportaron los conductores, se extendía hasta la avenida del Bombero, a la altura del Colegio Javier. Situación que afectó incluso al servicio de Metrovía, quienes a pesar de ser alertados del atasco, que duró entre 30 minutos y 45 minutos, por los conductores del propio consorcio, no pudieron evitar el trancón.

Según indicó la Autoridad de Tránsito Municipal, los técnicos de algunas entidades acudieron al sector para alivianar la circulación que interrumpió el ingreso a la jornada laboral. Entre ellos, estuvieron los de la Corporación Nacional de Electricidad CNEL, quienes hasta hace apenas unos minutos continuaban cortando el árbol, cuya caída provocó asimismo que se cayeran los postes que en estos momentos están siendo reemplazados.

Los trabajos se están realizando en uno de los dos carriles de la avenida. El paso fue habilitado alrededor de las 09:00 y para mejorar el flujo, se permitió que los vehículos puedan circular también por el carril de la metrovía.

Ángel Montesdeoca, quien habita en el sector, aseguró haber escuchado una gran explosión cuando el árbol se cayó. “Pensé que era un temblor, se me pasaron muchas cosas. Salí corriendo a la principal y cuál fue mi asombro al ver tremendo arbusto en el piso. La gente se salvó de no ser aplastado por él. Es evidente que es muy antiguo”, reveló.

Carolina Suasnavas, quien atiende un local en la plaza Guayarte, ubicada al frente de dónde ocurrió el hecho, manifestó haber tenido un miedo similar. “El estruendo fue enorme, pensé cualquier cosa, menos en el árbol. Bastaron dos minutos para que la vía se empiece a congestionar. Allí el problema ya fue otro”, relató haciendo hincapié en que por esa causa, hubo compañeros que tardaron en llegar. “La fila era enorme”.

Mediante un comunicado vía Twitter, CNEL informó que el servicio de energía eléctrico, que se fue por cerca de dos horas, ya fue restablecido en el sector.

html