Actualidad

Las cafeterias expanden su aroma por todo Guayaquil

Registro. Desde el 2012 hasta el 2015, según datos de la Municipalidad de Guayaquil, se abrieron 54 cafeterías. El año pasado había 201 locales.

Precios. Los comensales pueden disfrutar de una taza de café con algún acompañante por cinco dólares.

Los empresarios y emprendedores ecuatorianos ven un horizonte despejado y positivo para seguir aumentando sus ventas de café, mientras la cadena de valor que inicia con el agricultor también recibe grandes beneficios.

La temperatura de Guayaquil oscila entre los 24 y 30 grados centígrados, pero eso no es impedimento para consumir una taza de café caliente. Su sabor y aroma incitan la compra. El negocio no para de crecer.

Enrique León, gerente de marketing de Sweet and Coffee, sabe que es así. Y lo comenta con su ejemplo: “Tenemos 54 locales en Guayaquil y 22 en Quito. Vendemos 100 millones de tazas de café al año, y vemos que el mercado de estos productos dentro del país sigue en expansión”.

Tenemos un acercamiento con los caficultores de Loja, de donde salen los mejores granos del Ecuador, anota. “Nosotros les compramos el café sin intermediarios, lo que nos permite realizar un comercio justo. Luego nosotros lo torrefactamos y lo vendemos al público en todos nuestros productos”.

León comenta a Diario EXPRESO que el tique promedio de consumo es de 5,50 dólares, y que este año tendrán un crecimiento general del 5 %.

No obstante, en la ciudad también surgen nuevos locales que apuestan por la venta de esta infusión y buscan dar un valor agregado al café.

Xavier Simball, vocero del negocio familiar Lúdica Coffee House, ubicado en Los Ceibos (urbanización Los Olivos, edificio Olivos Tower), comenta que la calidad del café que se utiliza permite explorar sabores y aromas que van desde lo floral hasta llegar a un chocolate negro intenso. Además, agrega que su establecimiento busca dar a conocer al cliente la altura a la que el grano de café nacional fue sembrado y cosechado. Estos componentes han provocado más adeptos a su establecimiento.

“Lúdica genera alrededor de 1.500 transacciones por mes, esto transformado en número de personas o visita de clientes son 3.000. El mercado del café inició con un consumo de 23 mil gramos de café promedio mensual durante el primer semestre de este año. En la actualidad la demanda ha llevado a un crecimiento del 11 % en el consumo de este producto”.

Asimismo, Andrea Salgado, dueña de la cafetería Sailor Coffee, que abrió a comienzos de este año en el centro comercial Las Terrazas en Samborondón, busca presentar una nueva propuesta atractiva al consumidor y manifiesta que la clientela aumenta. “Lo que más se vende es nuestra taza de café cortado o capuchino. Pero nosotros también realizamos infusiones de café pasado, que tiene mayor costo porque también se toma un tiempo de elaboración. El barista tiene que dejar todo y hacerlo en alrededor de 10 minutos”.

Las cafeterías también ofrecen sugerencias de acompañantes del café, como sánduches, piqueos, tortas de sal y distintos postres.