Cabify, una opcion de transporte seguro y con precio justo

  Actualidad

Cabify, una opcion de transporte seguro y con precio justo

Funciona a través de una aplicación en el teléfono que permite desde contratar el servicio, conocer el conductor asignado, su vehículo y sus calificaciones; realizar reservas y hacer el pago con tarjeta de crédito, hasta observar y compartir la ruta qu

Santiago Borja, Cabify Guayaquil.

Cabify es el más reciente servicio de transporte personal, basado en economía colaborativa, que aterriza en Ecuador (por ahora Quito y Guayaquil) y tiene tres mantras: calidad, seguridad y precio justo. Además, cortesías como agua y chocolates.

Funciona a través de una aplicación en el teléfono que permite desde contratar el servicio, conocer el conductor asignado, su vehículo y sus calificaciones; realizar reservas y hacer el pago con tarjeta de crédito, hasta observar y compartir la ruta que transita con otros amigos.

Santiago Borja, quiteño, egresado con honores en Economía en la St. Thomas University en Canadá, con un Master in Management (MIM) especializado en Marketing y Ventas otorgado por el IE Business School de Madrid, es el general manager de Cabify en Guayaquil. Su misión es consolidar este servicio en la ciudad, ganar más usuarios y generar más plazas de empleo, en este caso para los conductores con vehículos del 2009 en adelante.

Este joven de 30 años se ha desempeñado antes como líder en compañías innovadoras del sector de comercio electrónico. Trabajó como subgerente de Desarrollo de Negocios en Corporación GPF, donde lanzó el sitio para compras online de Fybeca. Trabajó como Country Manager de Cdiscount y participó en proyectos del sector automotor con Toyota Casabaca.

Como parte de los requerimientos de su nuevo cargo tuvo que establecer su residencia en Guayaquil, lo que le ha representado un gran cambio en su vida. Asegura que para bien, pues califica al guayaquileño como amable y a la ciudad como una casa en la que es fácil adaptarse.

Con respecto a la acogida afirma que ha sido muy buena, así como en Quito y espera pronto poder llegar a otras ciudades. Un problema -solucionable- que ha tenido hasta el momento es el pago electrónico, pues el usuario guayaquileño aún prefiere pagar en efectivo. Para vencer esta costumbre realizan una campaña con la que informan de que se trata de un sistema seguro.

Un punto destacado de Cabify, según Borja, es que los precios que pagan los usuarios por el transporte son cerrados de punto a punto, sin que afecte la densidad del tráfico o la ruta final tomada por el chofer. También que los conductores no tardan más de cinco minutos en llegar.