Se busca poner un tope a la circulacion de las motos

  Actualidad

Se busca poner un tope a la circulacion de las motos

6.730 motos han sido retenidas en los controles ejecutados en Guayaquil, en 2017.

6.730 motos han sido retenidas en los controles ejecutados en Guayaquil, en 2017.

La intención de disminuir los índices delictivos generados con la utilización de motocicletas apunta esta vez con limitar el horario de circulación de esos livianos vehículos, en determinados sectores de Guayaquil.

El Consejo de Seguridad presentó ayer una propuesta de ordenanza municipal, que busca establecer medidas de seguridad en el tránsito de todo tipo de motos: de dos, tres y hasta cuatro ruedas.

Una de ellas apunta a la potestad que podría tener la Policía “para detener por investigaciones a toda moto, motocicleta, tricar (tricimotos) y cuadrimotos, con dos ocupantes hombres que circulen desde las 16:00 hasta las 05:00”, para pedir la documentación no solo del vehículo sino también de sus ocupantes.

El gobernador del Guayas, José Francisco Cevallos, señala que la propuesta se fundamenta en el diagnóstico de la información que ha levantado la Policía, como horarios en que se producen los hechos, los lugares o los días en que se incrementan los delitos.

“Es una iniciativa de proponer al Municipio de Guayaquil un futuro de ordenanza”, especifica Cevallos.

Andrés Roche, gerente general de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), explica que la propuesta deja en manos del Consejo de Seguridad establecer las políticas restrictivas de circulación de dos varones en moto, por un tiempo y en determinados sectores como los distritos Esteros, Sur y Portete, los más conflictivos. Medida que será socializada con la ciudadanía.

Pero la propuesta busca además poner un freno a la circulación de motos sin la respectiva documentación. El proyecto intenta que toda persona natural o jurídica que quiera vender motocicletas tiene que registrarse ante la ATM y con ello enlazarse en el sistema de matriculación; así, toda moto que sea vendida conlleve la documentación de matriculación y la placa correspondiente, señaló Roche.

En caso de que un distribuidor de moto no se enlace y vende sin la debida matriculación y placa será multado con cerca de 1.200 dólares y se procederá a la clausura del local tanto del Municipio como del SRI.

Y, “el ciudadano que circule en motocicleta tiene la obligación de tener y portar las placas y no hacerlo le va a conllevar una multa de un salario básico unificado (375 dólares) y la retención de la moto por 7 días”, anotó Roche.

A ello se sumaría la contratación obligada de un servicio de rastreo satelital al momento de matricular el liviano vehículo, lo que facilitaría el proceso investigativo de la Policía.

“Con esta estrategia lo que queremos es que la delincuencia no la tenga fácil y la Policía Nacional tenga más fácil la investigación y la captura de estos delincuentes”, indicó el general Marcelo Tobar, comandante de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

El oficial recordó que son más de 6.730 motocicletas que han sido retenidas durante los controles implementados este año, lo que ha reducido en un 2 % los delitos y un 15 % el robo de motos.

Y la irregularidad se observa cuando apenas el 5 % de esos vehículos ha sido retirado del canchón. La propuesta busca solucionar también esa situación. Las motos que no sean retiradas en un lapso de seis meses van a ir directo a un proceso de chatarrización.

El documento sería entregado ayer al alcalde Jaime Nebot, a través del Concejo Cantonal, para la revisión y posibles observaciones. La respuesta podría conocerse en dos semanas, según Roche. Mientras sigue el trámite, el gobernador espera que los alcaldes de los demás cantones de Guayas vayan trabajando en un proyecto de ordenanza, con ese mismo objetivo.