Los bomberos de la Peninsula miden fuerzas

  Actualidad

Los bomberos de la Peninsula miden fuerzas

Reducir los tiempos de respuestas ante las emergencias fue la tarea impuesta por los bomberos de los cuarteles de Salinas, Santa Elena y La Libertad, que el jueves participaron en los juegos provinciales de los elementos de la casaca roja.

Los bomberos demostraron sus destrezas. Cada uno de los elemento puso al máximo su esfuerzo en las extenuantes pruebas.

Reducir los tiempos de respuestas ante las emergencias fue la tarea impuesta por los bomberos de los cuarteles de Salinas, Santa Elena y La Libertad, que el jueves participaron en los juegos provinciales de los elementos de la casaca roja.

Cada cuartel peninsular participó con sus mejores rescatistas. Las pruebas se cumplieron de manera individual y colectiva, y la concentración fue en el sector de Chipipe, de Salinas.

Los participantes se esmeraron para superar las prácticas sin errores y en el menor tiempo posible.

Los jueces seguían de cerca cada una de las incidencias, aplaudían las destrezas y habilidades; pero asimismo en cada falla disminuían el puntaje del concursante, además, le llamaban la atención para que el error no se repita.

“Una falta de estas le puede costar la vida, siempre es importante poner en práctica las técnicas aprendidas, un paso en falso es fatal para un bombero”, manifestó a los participantes el capitán de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), Javier Ibarra, quien fue uno de los jueces de la inusual competencia.

Apagar el fuego de una vivienda colapsada, rescate de víctimas, subir escaleras, cargar mangueras, tanques de oxígeno, entre otros exámenes debieron superar los bomberos que ponían toda su experiencia en cada reto que les tocó enfrentar en el certamen.

Los gritos y aplausos de sus compañeros y el público presente no se hacían esperar.

Shirley Lara del Pezo, de 23 años, fue la mejor en la categoría femenina. Ella forma parte de la compañía de Salinas.

Su formación en esta actividad la inició desde muy joven. Las ganas de ser bombero hicieron que ponga todo el empeño y se quede como una integrante más de este cuartel.

Lara ha recibido capacitación con bomberos norteamericanos y considera que esas enseñanzas fueron claves en el proceso de aprendizaje. “El poder ayudar a las personas en momentos muy difíciles y lograr salvar sus vidas eso es lo más satisfactorio de este oficio”, expresó la chica.

Al conocerse que Lara fue la ganadora en pruebas individuales, sus allegados la abrazaban y sus compañeros corrieron a felicitarla.

Las actividades que han cumpliendo los cuarteles de bomberos de la Península durante esta semana se deben a que el 10 de octubre celebran su día clásico. En el transcurso de la próxima semana tienen previsto casas abiertas y charlas a civiles de cómo prevenir flagelos.