Bolivia: Quien debe asumir la presidencia

  Actualidad

Bolivia: Quien debe asumir la presidencia

El Parlamento boliviano, controlado por el partido izquierdista de Morales, debe pronunciarse sobre la sucesión.

Militares se unen a la marcha para celebrar la salida de Evo Morales.

Tras la renuncia del presidente Evo Morales y de las demás autoridades que formaban la cadena de sucesión constitucional en Bolivia, en este momento el gobierno está acéfalo y no se sabe quién tiene las riendas del país.

El artículo 169 de la Constitución boliviana establece que la sucesión recae inicialmente en el vicepresidente, el presidente del Senado y de la Cámara baja, pero todos ellos renunciaron junto con Morales este domingo 10 de noviembre tras perder el apoyo de las fuerzas armadas y de la Policía y luego de tres semanas de protestas contra su cuestionada reelección en los comicios del 20 de octubre.

Los renunciantes son hasta ahora el vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y el presidente del Congreso, Víctor Borda. En esa línea de sucesión seguiría la senadora de la opositora Unidad Demócrata (UD) y segunda vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Áñez, quien ya reinvindicó su derecho a asumir la presidencia de Bolivia.

“El orden constitucional me correspondería asumir este reto con el único objetivo de llamar a nuevas elecciones”, afirmó Añez, entrevistada por la televisora privada Unitel.

Según el abogado constitucionalista Williams Bascopé, es el Congreso quien debe buscar una solución eligiendo primero a los nuevos jefes de ambas cámaras.

▶ Lea: Ecuador apoya nuevas elecciones en Bolivia

“Como hay ausencia de presidente de los senadores y diputados, tienen que autoconvocarse inmediatamente los diputados y senadores, tienen que elegir sus presidentes”, dijo el abogado a la prensa boliviana.

La presidencia de Bolivia podría quedar a cargo temporalmente por un senador, elegido por los partidos políticos y movimientos civiles que impulsaron las protestas, y su principal función será organizar un gabinete de consenso y llamar a elecciones en el plazo más breve.

La sucesión no será un proceso sencillo considerando que el partido izquierdista de Morales controla actualmente ambas cámaras del Congreso, que es de donde saldrá el presidente interino de Bolivia.

html