Bertha ‘resucitó’ 13 años después de un accidente que aún pesa en su memoria

  Actualidad

Bertha ‘resucitó’ 13 años después de un accidente que aún pesa en su memoria

La mujer fue declarada muerta en 2006 tras caer a un barranco el bus en que viajaba. En 2020 recuperó sus derechos, pero la pandemia opacó su historia

Bertha Revelo
Bertha vive actualmente en la provincia de El Oro junto con su esposo. Sus cinco hijos están pendientes de ella todos los días.cortesía

Aunque rebosaba de vida, Bertha Revelo Erazo estaba ‘muerta’ donde quiera que iba. Así pasó 13 de sus 60 años de existencia, sin saber siquiera quién era ni de dónde procedía.

Una historia que fue opacada por la pandemia de COVID-19 en el país, pero que ayer fue develada por la Defensoría Pública del Ecuador (DPE) al cumplirse un año de haber ‘devuelto a la vida’ a la mujer.

migrante juan guaman

Autoridades realizan el seguimiento de 123 casos de desaparecidos en dos fronteras

Leer más

Un caso legal inédito que la DPE llevó durante cuatro años, hasta conseguir que el Registro Civil certifique que Bertha estaba todavía con vida.

Todo comenzó el 24 de marzo de 2006, cuando ella viajaba en una unidad de transporte de la Cooperativa Baños, con dirección a la ciudad de Coca, en la provincia de Orellana. De pronto, el bus se accidentó y se precipitó a un barranco de aproximadamente 200 metros de profundidad. Varios pasajeros resultaron heridos, mientras que otros fallecieron, relata la Defensoría.

Bertha Revelo
A ratos, Bertha pierde la memoria de lo que momentos antes ha vivido. Se mantiene con tratamiento psicológico.cortesía

“Bertha no murió, pero perdió la memoria. Deambulaba en las vías, hasta que una familia manabita la acogió y decidió no comunicar a la policía, por temor a ser denunciada por el delito de secuestro. Por su parte, su hijo Roberto Carrión Revelo la buscaba intensamente, aunque ella no sabía”, detalla.

Con el paso del tiempo, la madre recuperó parcialmente la memoria (40 % aún son lagunas)y después de 10 años del accidente, en mayo de 2016, se reencontró con uno de sus cinco hijos, en Quito.

Estero del Muerto

Un calambre le habría jugado una mala pasada a un joven que está desaparecido

Leer más

Una persona que la conoció buscó con sus huellas dactilares sus datos, pero se dieron cuenta de que ella constaba como fallecida. “Pero cómo voy a estar muerta si estoy viva”, se dijo Bertha al recordar que aquella persona la puso en contacto con una sobrina. “Supe que tenía familia, que no era de Chone ni era de El Oro, sino que era de Quito”.

¿Pero por qué Bertha aparecía muerta judicialmente? Un año después del accidente, un juez Civil declaró en sentencia la muerte presunta de la mujer, al no encontrarse su cuerpo. Una declaratoria que, con el tiempo, afectó a la madre de familia. Le negaban el acceso a servicios básicos como la atención médica y otros, porque en los registros aparecía como una persona fallecida. No podía ejercer sus derechos ciudadanos, ni asumir la posesión de sus bienes, señala la DPE.

Bertha Revelo
La Defensoría Pública inició una batalla legal para que Bertha recupere sus derechos, especialmente de identidad.cortesía

“Yo no podía sacar una cita médica porque piden la cédula, que no la tenía. En los bancos no podía sacar una cuenta por la misma razón. No podía sacar nada. No podía trabajar porque estaba ‘muerta’. A todos lados que iba estaba ‘muerta’”, cuenta la madre de familia.

Después del reencuentro con su hijo, la Defensoría Pública inició una batalla legal que generó un proceso largo y complejo. Un caso inédito para la DPE debido a que, reconocen, no existían antecedentes de este procedimiento en el Código Orgánico General de Procesos ni en la Ley Orgánica de Gestión de la Identidad y Datos Civiles, indicó el defensor público Christian Rodríguez, quien llevó el caso de Bertha en Napo.

Eclwz7KXgAI9s-M

Encuentran el cuerpo del menor reportado como desaparecido en Ambato

Leer más

“En total tuvimos que presentar cinco acciones legales, desde septiembre de 2016 hasta febrero de 2020, cuando se logró el objetivo planteado por la Defensoría”, sostiene el funcionario.

En diciembre de 2018 el defensor logró que el Registro Civil, mediante cotejo dactilar, certifique que Bertha Revelo “se encuentra viva”. Con este documento se inició un proceso para que se deje sin efecto la inscripción de su defunción y pueda recuperar sus derechos ciudadanos, entre ellos la posesión definitiva de bienes, que estuvo a favor de su hijo.

La DPE señala que hasta 2019 se realizaron siete impulsos judiciales y que en febrero de 2020 la Unidad Judicial de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Tena aceptó la demanda y declaró la nulidad de la sentencia de muerte presunta. El fallo restituyó los derechos de Bertha, principalmente el derecho a la identidad.