La basura de Milagro, cinco anos sin atencion

  Actualidad

La basura de Milagro, cinco anos sin atencion

La segunda celda del relleno sanitario está sin construir. Los desechos se apilan al aire.

En 2011, la Gobernación del Guayas emitió la licencia ambiental para el mantenimiento del relleno sanitario de Milagro. La segunda celda de tratamiento debió habilitarse en 2014, cuando la primera llegara a su límite. Esto no sucedió y, hasta hoy, los des

Una crisis medioambiental que empeora día a día. Así encontró la Contraloría General del Estado el sistema de tratamiento de residuos del cantón Milagro.

La planta ubicada en el sector de Los Aguacates, obtuvo su licencia ambiental de la gobernación del Guayas en 2011 y, hasta 2014, los desperdicios de la ciudad se trataron con normalidad. Ese año, se debía habilitar la segunda celda de tratamiento, y dar paso a la contratación de varias obras, entre ellas el mejoramiento de las vías de acceso, la implementación de geomembranas, chimeneas para la extracción de olores, y la construcción de redes hidráulicas para captación de líquidos lixiviados. Pero eso nunca ocurrió.

En su lugar, colapsada la primera celda, las 100 toneladas de desperdicios diarios emitidos en la ciudad se empezaron a depositar a cielo abierto, sin tratamiento para mitigar los olores, la emisión de gases tóxicos o los ríos negros de líquidos lixiviados. El olor se percibe a kilómetros, incluso en zonas agrícolas como Lejía, donde los moradores cerraron varias veces las vías y presentaron quejas ante el departamento de Higiene Municipal, con el fin de que mejore el problema. Eso tampoco sucedió.

Para el Cabildo milagreño de la época, el problema fue una herencia de la gestión previa. En 2017, John Vallejo, director de Higiene del GAD, le dijo a los moradores que el relleno había sido construido con fallas, y que “en los próximos días se contratará un estudio para cerrar el relleno sanitario”.

El informe de Contraloría concordó parcialmente con esa apreciación, indicando que, de la gestión previa, se logró determinar que las lagunas de oxidación se encontraban a muy poca profundidad, lo que propiciaba el desborde de líquidos lixiviados durante la temporada invernal, y su tratamiento no cumplía con los parámetros nacionales de plomo y cadmio, sino que los superaba.

Pese a ello, el documento también indica que era parte de las responsabilidades del Cabildo construir la nueva celda de tratamiento con los parámetros técnicos y que el estado de las lagunas de oxidación no afectaba este proceso. En un análisis emitido en 2017 por la delegación provincial del Ministerio de Ambiente, se determinó que el departamento de Higiene no cumplió con las cláusulas de la licencia ambiental que recibió y que no se llevó a cabo ningún tipo de mitigación para resolver el problema ni se inició la licitación de la segunda celda.

Pero la remediación aún no se lleva a cabo. “La gestión previa dejó contratando una empresa que haga la remediación, y ahora que entramos, resulta que se han consumido el anticipo en otras cosas, entonces estamos rescindiendo ese contrato y enviando toda esa información a la Contraloría. Subiremos la licitación nuevamente al portal”.

La solución, sin embargo, no es la definitiva. Asan indica que esta tercera celda le brindará “un respiro de dos o tres años” al Municipio hasta que logren identificar cómo solucionar definitivamente el tratamiento de los desperdicios de milagro. Mientras inicia el proceso de concurso público, en la ciudad guayasense, los desechos continúan apilándose a cielo abierto.

Obras

La terminal, aún sin fecha

En enero pasado, antes de las elecciones seccionales, la entonces alcaldesa de Milagro, Denisse Robles, anunció un convenio con el BID de $ 11 millones de dólares para la culminación de la terminal terrestre. Sin embargo, el dinero nunca se desembolsó y la obra, detenida desde 2011, aún es uno de los pendientes de las gestiones municipales previas y actuales.

El BID rescindió el préstamo tras un comunicado del Servicio de Compras Públicas que indicó que el proceso de licitación no se hizo acorde a la ley, pues se descalificaron cinco ofertas, entre ellas una de las más económicas, incumpliendo la normativa del concurso público. El proceso, indicó Asan, se subirá nuevamente al portal y continuará con el crédito del BID. Lo que no hay es un cronograma de cuándo estará la obra.

No hay respuesta

EXPRESO intentó comunicarse con Denisse Robles, exalcaldesa de Milagro, por llamadas y mensajes desde la semana pasada para plantear estas preguntas. Sin respuesta.

- Pregunta 1: ¿Por qué no se contrató la segunda celda del relleno sanitario? ¿Se realizaron inspecciones sanitarias del GAD al sitio?

- Pregunta 2: El actual alcalde indica que no se invirtieron los fondos necesarios en el mantenimiento. ¿Es esto cierto?

- Pregunta 3: El plan de remediación tardó un año en elaborarse. ¿Por qué no se inició su aplicación antes?